Diario 5353 19.08.2018 | 00:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de José Manuel de la Rosa

¿Tiene futuro el modelo de los grandes grupos verticales?

27 mayo, 2013

Análisis/ Las quiebras de Marsans hace tres años, y de Orizonia hace tres meses, ponen sobre la mesa una serie de dudas que el tiempo irá contestando. Pero lo cierto es que estos casi seis años de crisis han puesto en cuestión modelos de negocio basados en el tamaño y el precio, mientras que otros modelos más pequeños y especializados han demostrado su agilidad y cintura para aguantar y progresar.

Ante esta tendencia cabe preguntarse si asistimos a un cambio de concepto, en el que prima más la rentabilidad que el volumen de ventas. Y es que, como ha quedado demostrado, la estrategia de vender a cualquier precio con el objetivo de sumar cuota de mercado, no parece que sea la más acertada.

Especialización

Así lo han entendido otras empresas de mediano tamaño, que no entraron en su momento en esa guerra de precios y que, pasito a pasito, han conseguido un hueco en el mercado basándose en la prudencia y estabilidad.

En unos casos estos grupos medianos lo han hecho basándose en la especialización. Así ocurre en el segmento de los grandes viajes, donde las últimas quiebras han despejado el camino a Catai Tours que si ya era líder compitiendo con Mundicolor (Marsans), Kirunna (Orizonia) o Nobeltour, ahora lo es de un modo más claro.

Internacionalización

Otros, como el grupo ruso Natalie Tours, que integra al receptivo español NT Incoming y al turoperador New Travelers, llegan al mercado español con la fuerza de los mercados emergentes y sin el lastre de una estructura heredada.

Por su parte, Transhotel, después de haber renunciado a alguna de sus líneas de negocio más dudosas en el inicio de la crisis, se ha concentrado en los mercados internacionales, entre ellos los emergentes, y actualmente ha logrado no depender del emisor español, hundido por la recesión. El mercado español ha pasado de suponer el 50% de su actividad en 2010 al 39% el pasado año. Para este 2013 espera que los mercados internacionales sumen el 70%.

Otro grupo que se ha mantenido a través de los años, sin grandes vaivenes, ha sido el grupo Piñero, que con el tiempo ha ido pasando el mayor peso de su actividad del turoperador Soltour a sus cadenas de hoteles, aprovechando el mejor comportamiento del receptivo.

El último actor en aparecer en escena es Special Tours. Este turoperador, que pese a su condición de español por el origen de los propietarios, ha estado casi 40 años centrado en los mercados emisores iberoamericanos, ha aprovechado la caída de Orizonia y ha incorporado al equipo y programación de Cóndor Vacaciones, lo que le perfila como candidato a codearse en breve con los que se disputan los circuitos europeos.

Globalia y Barceló

Así pues, y tras las traumáticas desapariciones de Marsans y de Orizonia, en el panorama español de los grandes grupos de integración vertical sólo quedan Globalia y Barceló. El grupo que preside Juan José Hidalgo lleva en lo alto de la colina más de dos décadas, y aunque cuando comenzaba a despuntar (siendo Herminio Gil director general) había voces en el sector que calificaban a este grupo como ‘gigante con pies de barro’ por basarse financieramente en el circulante entre sus empresas, lo cierto es que el tiempo le ha dado la razón a Hidalgo. Actualmente es el grupo número uno del mercado español.

Comentario aparte merece Barceló. Este grupo, tradicionalmente conservador y prudente, decidió hace casi 15 años renunciar a su división emisora, vendiendo a First Choice su agencia Viajes Barceló y su turopeador Turavia para centrarse en su mayor fuente de rentabilidad, los hoteles.

Pero pocos años después recuperó Viajes Barceló, y hace un par de años la llegada de Gabriel Subías a su división de viajes le hizo recuperar la actividad de la turoperación. La posterior quiebra de Orizonia parece que ha beneficiado especialmente a Barceló, que ha aumentado su red de agencias con 160 oficinas de Vibo, e incorpora a la aerolínea Orbest. Especialmente este último movimiento sitúa al grupo con muchas cartas de la baraja para hacer sombra a Globalia.

¿Y qué pasa con TUI A&D?

Y en este entorno, ha surgido en los últimos años un gran grupo, considerado español por su director general, Joan Vilà, No en vano, TUI Travel Accommodation & Destinations (una de las tres grandes áreas del gigante TUI), tiene su sede central en Palma de Mallorca, y a un español como director general. En 2012 facturó más de 3.300 millones de euros. Vilà asegura que el próximo año se convertirán en el primer grupo en ventas del sector turístico español, superando a Globalia.

Es decir, pese a los antecedentes de sonadas quiebras, hay candidatos a cubrir los huecos dejados por los grupos defenestrados y seguir en la guerra de los volúmenes, mientras otros mantienen apuestas más prudentes y seguras. El tiempo dirá si ambos modelos son compatibles o, si no, cuál tiene más futuro

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.