Diario 5349 15.08.2018 | 05:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a Pere Duran, director de Turisme de Barcelona

El nuevo cliente de Barcelona no quiere alfombra roja sino wifi gratis

"Está previsto que en 2013 se abran 1.300 plazas hoteleras más" 29 mayo, 2013

Entrevista/ A pesar de la crisis, Barcelona sigue atrayendo cada vez más visitantes e inversiones hoteleras, aunque a un ritmo menos intenso. El año 2012 se cerró con 7,44 millones de turistas (+0,67%) y 15,93 millones de pernoctaciones hoteleras (+2,68%). El director del consorcio Turisme de Barcelona, Pere Duran, explica en esta entrevista las claves y perspectivas del modelo turístico de la capital catalana.

¿Barcelona está de moda en los mercados emisores internacionales y eso explicaría el crecimiento turístico de los últimos años?

Está claro que estuvimos de moda durante un tiempo, ahora somos un destino de referencia totalmente consolidado.

¿Qué indicadores tiene para afirmarlo?

El hecho de que tengamos unos indicadores totalmente sostenibles. Que ya no tengamos unos crecimientos exponenciales, que son síntoma de moda.

Es decir, que el crecimiento ahora es más modesto…

Tenemos crecimientos más modestos, sí. Y por otra parte, nuestros principales mercados de origen están muy bien repartidos, con porcentajes muy iguales, que oscilan entre un 7% y un 8%.

¿Y la crisis económica cómo les afecta?

Los países que sufren más la recesión, como es el caso de Italia o España, son los que menos crecen en Barcelona o registran un pequeño descenso. En cambio, Alemania sigue creciendo, al igual que Reino Unido. Pero estamos comenzando a notar que la crisis llega a Francia.

Hace 20 años, en la capital catalana había 26.000 plazas hoteleras. En la actualidad existen 65.000. ¿Por qué tres razones cree usted que se siguen construyendo hoteles en Barcelona, a pesar de la crisis?

De hecho, está previsto que en 2013 se abran 1.300 plazas hoteleras más… La primera razón está clara: Barcelona es un negocio rentable para los hoteleros. Estamos hablando de ocupaciones por encima del 77% de media anual.

¿Segunda razón?

El futuro turístico de la ciudad está asegurado. Por tanto, los hoteleros hacen inversiones a largo plazo.

¿La tercera razón es que se dan facilidades para invertir en nuevos hoteles en Barcelona?

No. No se dan muchas facilidades. Imagínese si se dieran… Y es importante que esto siga así, porque si no…

Porque si no…

Se rompería el crecimiento sostenible. Pero déjeme pensar en la tercera razón… Fíjese que el tipo de inversión hotelera que se hace básicamente es de unas determinadas características: establecimientos de categoría superior, de 4 ó 5 estrellas. Por tanto, la tercera razón es que tenemos un cliente de poder adquisitivo medio-alto, lo que hace el destino todavía más interesante para los inversores.

No obstante, en Barcelona también se están abriendo hostels de nueva generación…

Cierto. Lo que es muy importante para la ciudad. Se demuestra que Barcelona tiene una visión de futuro clara. Ya se está apostando por la joven generación Millennial. Varios estudios apuntan que entre los años 2017 y 2020 este segmento estará en su punto álgido de gasto. Nos tenemos que preparar para estos clientes. También los hoteles de alta gama. El nuevo cliente que llegará a Barcelona en los próximos años no espera que le pongan una alfombra roja, sino el wifi gratis.

Pere Duran, director del consorcio Turisme de Barcelona.Pere Duran, director del consorcio Turisme de Barcelona.

Hablemos del consorcio Turisme de Barcelona, integrado por el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio. Se ha querido replicar en otras ciudades y recientemente Exceltur sugería que este modelo se implantara por toda España... ¿Qué condiciones cree que deben cumplirse para que funcione la colaboración público-privada en turismo?

Yo no me atrevería a asegurar que hoy en Barcelona se pudiese crear un nuevo consorcio tal y como se hizo a finales de 1993. En aquella época, sufríamos una crisis económica y turística importante, de modo que el sector público y el privado iniciaron un proceso de reflexión serio. Y quiero remarcar la palabra serio.

¿Cómo de serio?

Cuando se plantean las cosas a fondo, la gente es profesional. Así que hubo un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio para jugar a partes iguales en el tema económico. Así nació Turisme de Barcelona. Aunque a nivel de dirección, en los órganos de decisión domina la parte privada más que la pública, con un reparto del 55-45.

¿Conclusión?

El sector público tiene que ser generoso y el sector privado debe entender que debe apostar económicamente también por la promoción turística del destino. Si juntas estos elementos, es posible poner en marcha proyectos como el de Turisme de Barcelona. Si no, es muy difícil…

Ya que hablamos de dinero, el 95% del presupuesto de Turisme de Barcelona procede de recursos propios y el otro 5% es aportado por Ayuntamiento y Cámara de Comercio. ¿Cómo generan ingresos?

El Bus Turístic supone el 60% de los recursos propios. El resto procede del Mirador de Colón, merchandising, reservas y ventas de entradas, etc, así como de las aportaciones que hacen las empresas individualmente para ser miembro de nuestros diferentes clubs de producto.

¿La autofinanciación les ha dado independencia del poder político?

Ya teníamos esa independencia al nacer como consorcio, como parte de nuestro adn. Aunque en los 20 años de existencia, el crecimiento exponencial de los recursos propios ha sido extraordinario y esto ha permitido dar la razón a ese planteamiento inicial. Tanto Ayuntamiento como Cámara de Comercio han confiado de manera firme en los profesionales de esta casa.

¿Y la nueva tasa turística que supondrá?

Calculamos que el primer año a Turisme de Barcelona le corresponderán entre 2,8 y 3 millones de euros, que se destinarán a acciones de promoción turística. Es decir, doblaremos el presupuesto de promoción.

¿Qué mercados serán los prioritarios para invertir?

Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, así como mercados emergentes como Rusia, China, Brasil, México…Luego tenemos otros mercados importantes como el español o italiano, muy afectados por la recesión en 2013, a los que dedicaremos menos recursos, pues tenemos que ser muy flexibles y efectivos. Tenemos que buscar la máxima rentabilidad de la inversión.

Sigamos hablando de dinero. ¿Turisme de Barcelona aún debe dinero por la operación fallida de Spanair?

Debemos dinero. En primer lugar, por los 15 millones de euros que nos prestó el Institut Catalá de Finances y que estamos devolviendo. Y después por un aval que hicimos todos los socios de Spanair, por un préstamo que nos hizo la propia aerolínea SAS y que, al fallar la operación, se ha ejecutado el aval. En números redondos, estamos devolviendo anualmente un millón y medio de euros, hasta 2017.

¿Qué previsiones tienen para 2013?

Estimamos que Barcelona finalizará el año con números muy parecidos respecto a 2012 o con un pequeño incremento, pues la caída de turistas de España, Italia y quizá Francia se verá compensada por los crecimientos de otros mercados con economías más fuertes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.