Diario 5426 13.11.2018 | 05:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Los denunciantes es una pareja de franceses, clientes habituales

Una agente de viajes estafa 117.000 € a dos clientes para recuperarse de un fraude que sufrió en internet

17 julio, 2013

El Juzgado de instrucción número 4 de Oviedo investiga a la administradora de una agencia de viajes del centro de la ciudad -ya cerrada- por, supuestamente, estafar 117.000 euros a un matrimonio francés que era cliente de su negocio.

La mujer reconoció los hechos en su declaración en sede judicial alegando que lo hizo para pagar los gastos que contrajo al ser víctima de una estafa en internet. Fuentes cercanas a la investigación no descartan que haya más clientes afectados, según La Nueva España..

Los hechos se produjeron entre julio de 2008 y noviembre de 2011, aunque la denuncia ante la Policía no se materializó hasta mayo del año pasado. La pareja comenzó en 2008 a contratar sus viajes a través de la agencia -cuya propietaria ha sido denunciada-, situada en el centro de Oviedo, y ya cerrada-. Y así siguió haciéndolo hasta 2011. Fue en agosto de ese año cuando el matrimonio se dio cuenta de que la agencia de viajes había realizado múltiples cargos no autorizados que suman un total de 117.035,39 euros.

Los afectados presentaron la correspondiente denuncia y ahora el caso ya está en manos de los juzgados de la ciudad. Esta semana la responsable de la agencia de viajes prestó declaración ante el juez y reconoció que los hechos que se le imputan son ciertos. La mujer explicó que cargó dinero a la cuenta de la pareja servicios inexistentes porque entre diciembre de 2007 y marzo de 2008 comenzaron a llegarle facturas por operaciones a través de internet que ella no hizo pero que tuvo que pagar y que sumaban 117.000 euros.

La agencia, ya cerrada, estaba en Oviedo.La agencia, ya cerrada, estaba en Oviedo.

La mujer explicó que tuvo que utilizar la herencia que recibió tras la muerte de un familiar directo para pagar la deuda, pero que al no ser suficiente, se vio obligada a hipotecar su casa. A esto, siempre según su versión, se sumaron otros problemas personales de índole económica que la hicieron, según consta en la declaración judicial, «perder el sentido común». Ante esta situación optó por comenzar a realizar una serie de cargos a la cuenta del matrimonio francés, que, dadas las cantidades de las que se trataba, pasaron desapercibidas durante mucho tiempo para la víctimas.

El abogado de la pareja achaca a la mujer un delito continuado de estafa.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.