Aprobado un Plan Especial para autorizar su nuevo uso

Convertirán en un hotel dos antiguos edificios de Madrid

Los inmuebles se sitúan en la Cuesta de San Vicente

Madrid contará con un nuevo hotel que será proyectado en dos antiguos edificios situados en los números 26 y 28 de la Cuesta de San Vicente de la ciudad, entre la Gran Vía y Madrid Río y frente a los jardines de Sabatini y el Campo del Moro, en los que se ubicaban las antiguas Industrias Gráficas Sucesores de Rivadeneyra S.A., responsables de la edición de la revista Semana y el diario As.

Cuesta de San Vicente, donde se ubicará el hotel.Cuesta de San Vicente, donde se ubicará el hotel.

Para ello la Junta de Gobierno ha aprobado un Plan Especial que autoriza el uso hotelero y la puesta en valor de estos inmuebles, iniciativa ésta que se inscribe en los objetivos fijados por el Gobierno de la ciudad de Madrid para revitalizar el centro mediante la recuperación y rehabilitación de edificios deteriorados y apostando por favorecer la actividad hotelera.

La Junta de Gobierno aprobó hace poco la reconversión en hotel de otro edificio de la Plaza Celenque.La Junta de Gobierno aprobó hace poco la reconversión en hotel de otro edificio de la Plaza Celenque.

El edificio ubicado en el número 28 fue construido en 1844 y estaba originariamente aislado aunque, como consecuencia de la remodelación de las alineaciones de la calle realizada a finales del siglo XIX, quedó en el interior del patio de manzana, separado de las edificaciones colindantes por una calle interior. Está conformado por  cuerpos  de diferentes alturas que responden a sucesivas modificaciones y su  estado es de enorme deterioro. Está incluido en el Catálogo General de Edificios Protegidos con un nivel 3 grado parcial, lo que incluye la protección de la fachada y la escalera principal como elementos de restauración obligatoria. Su edificabilidad es de 6.599  metros cuadrados.

Este inmueble se encuentra unido a nivel de planta baja al situado en el número 26 de la Cuesta de San Vicente. Dicha planta forma una gran superficie compartida por ambos edificios, que estuvo destinada en su día a la instalación de maquinaria y almacén de materiales, y donde se desarrolló durante los últimos años el grueso de la actividad industrial de la empresa.

El edificio del número 26 fue construido en 1930 y a día de hoy se conserva en buen estado y parcialmente desocupado. Está protegido con un nivel 2, grado estructural y consta de dos cuerpos principales: un zócalo de tres plantas  con un torreón,  y un cuerpo  que se eleva seis plantas más en un extremo de la parcela, destinado a uso residencial. El edificio dispone de un paso de carruajes para el acceso al interior del patio de manzana. Su edificabilidad es de 5.745 metros cuadrados.

Reestructuración respetuosa

Para adaptar los dos edificios al nuevo uso, el Plan Especial establece la consolidación, conservación y restauración de los elementos originales protegidos. El edificio del número 28 deberá ser totalmente reestructurado y las fachadas recuperarán su imagen exterior original. Con la construcción de las nuevas plantas se reconstruirá la escalera principal con el mismo trazado y técnicas constructivas. Se eliminarán las construcciones anexas al edificio sobre la calle interior, lo que liberará espacio  para el ajardinamiento de los espacios libres resultantes. También se ajardinará el nuevo patio que surgirá en el edificio y se construirá un garaje subterráneo.

El edificio del número 26 será reestructurado para adaptar la distribución existente a las exigencias del nuevo uso hotelero, conservando su volumetría original y conservando elementos arquitectónicos destacados, como las escaleras principales, y la disposición de las salas y salones que caracteriza a los espacios del cuerpo del zócalo.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.