Diario 5718 20.10.2019 | 18:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La cadena hotelera Best Western busca integrar hoteles andaluces

1 julio, 2003
La cadena hotelera de origen estadounidense Best Western, con algo más de 4.000 establecimientos en 80 países y 123 millones de clientes, está ofreciendo a hoteles independientes de Sevilla, Cádiz y Córdoba que se integren en esta cadena para poder disfrutar de su amplia cartera de clientes.
La cadena hotelera de origen estadounidense Best Western, con algo más de 4.000 establecimientos en 80 países y 123 millones de clientes, está ofreciendo a hoteles independientes de Sevilla, Cádiz y Córdoba que se integren en esta cadena para poder disfrutar de su amplia cartera de clientes. El 95 por ciento de los clientes de los hoteles españoles integrados en esta cadena son internacionales u hombres de negocios españoles, con lo que su precio medio por habitación, de 114 euros, es el más elevado de su categoría, tres estrellas de máxima calidad en ese nivel y cuatro estrellas. Los hoteles que se integran en Best Western siguen siendo propiedad de su dueño y gestionados de manera también independiente, si bien deben cumplir los requisitos de calidad de la cadena, de la cual los propietarios del hotel pasan a ser accionistas de pleno derecho, según explicó en conferencia de prensa José Luis Diana, director general de la cadena en España, quien estuvo acompañado por el gerente de Turismo de Sevilla, Gerardo Quintana, quien destacó que la Best Western "no viene a hacer la competencia, sino a colaborar con la industria hotelera aportando los clientes". La cadena hotelera, con treinta hoteles en España, de ellos siete en Barcelona, dos en Madrid y sólo uno en Andalucía, en Granada, funciona desde 1946, el 30 por ciento de sus clientes son norteamericanos y el año pasado sus ventas en España crecieron un 3 por ciento. Según Diana, la mitad de los hoteles integrados en la cadena llevan en ella más de 25 años, lo que da una idea de la rentabilidad de esta marca hotelera, de la que dijo que es conocida por el 91 por ciento de los estadounidenses y el 60 por ciento de los europeos, si bien admitió que en España es menos conocida. El director general dijo que, entre las 60 exigencias de calidad que se exige a los hoteles que se integran en la cadena, está que todas las habitaciones deben tener plancha y tabla de plancha y espejo de cuerpo entero, y que el café o el té corre por cuenta de la casa. La cadena, que denegó el año pasado un millón de reservas en todo el mundo por la elevada demanda que tiene, generaría una demanda mínima en Andalucía de 41,66 millones de euros anuales. En Andalucía han contactado con ocho hoteles en Sevilla, otros tantos en la Bahía de Cádiz y con cuatro en Córdoba, si bien no han cerrado formalmente ninguna incorporación a la cadena. La previsión de Diana es incorporar este año un mínimo de un hotel en Sevilla, que sólo en reservas procedentes de la cadena podría facturar 600.000 euros al año (en Madrid con dos hoteles factura seis millones de euros anualmente), y uno en Cádiz y Córdoba, cada uno de los cuales facturaría 400.000 euros anuales sólo en reservas procedentes de la cadena. La previsión de crecimiento para este en España es del 10 por ciento, ya que antes de que finalice el año se incorporarán, además de las previsiones en Andalucía, un hotel en Bilbao, Benidorm, Burgos, Zaragoza, Madrid, Casteldefells y Toledo.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.