Temen desastre natural

Reanudan la búsqueda de sobrevientes al naufragio del Costa Concordia

La búsqueda de sobrevivientes del naufragio del Costa Concordia ha sido reanudada luego de suspenderla por tres horas por el mal tiempo. Mientras tanto, las autoridades italianas temen un derrame de combustible por las más de 2.300 toneladas que lleva le barco.

Hasta el momento, seis personas han fallecido y ahora calculan en 16 las desaparecidas, luego que el casco del Costa Concordia, barco de Costa Cruceros, fuera destrozado la noche del viernes, tras chocar con unas rocas cercanas a la costa de la pequeña isla italiana de Giglio, en la zona de la Toscana. Los equipos de rescate tuvieron que suspender temporalmente la búsqueda de sobrevivientes, ya que, debido al mal tiempo, el barco se estaba deslizando.

Según los testimonios recogidos, hacia las 21:30 horas del viernes, a bordo se escuchó un ruido terrible cuando el barco chocó contra las rocas. Después sonaron las alarmas y se produjeron algunas escenas de pánico, mientras el barco comenzaba a inclinarse de un lado.

Algunos de los pasajeros y de los tripulantes se vieron obligados a nadar, ya que el ángulo de inclinación del barco no permitía abordar los botes salvavidas.

Los más de 4.200 pasajeros y tripulantes a bordo no habían realizado un simulacro de emergencia después de salir en su travesía varias horas antes.

Curso no autorizado

Según Costa Cruceros, el capitán del enorme buque Costa Concordia, de 112.000 tonaledas y eslora de 290 metros, con 4.229 personas a bordo, entre más de 3.200 turistas de 60 nacionalidades y 1.000 miembros de la tripulación, realizó una “no autorizada desviación del curso del barco”.

El presidente y consejero delegado de la naviera, Pier Luigi Foschi, ha acusado al capitán Francesco Schettino de navegar demasiado cerca de la isla Giglio para mostrar el barco a la población local.

Foschi ha señalado que la compañía va a estar cerca del capitán y le proporcionará toda la asistencia necesaria, “pero tenemos que reconocer los hechos y no podemos negar el error humano", dijo. "La ruta fue estructurada por la compañía correctamente. El hecho de que el curso se desviara a la izquierda se debe exclusivamente a una maniobra ordenada por el comandante que no fue autorizada ni aprobada y era desconocida por Costa Cruceros.

El capitán del barco lo ha negado, afirmando que iba por su curso y que las rocas con las que el barco chocó no estaban señaladas en su carta de navegación.

Riesgo de derrames

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente, Corrado Clini, dijo que había un riesgo extremadamente alto de un derrame de combustible de los tanques de la nave. "El buque tiene depósitos llenos de combustible, que es un diesel pesado ​​el cual podría descender hasta el fondo del mar, lo cual sería un desastre”, ha declarado al diario La Stampa.

"Tan pronto como sea posible, el combustible será extraído del barco, pero tenemos que tener en cuenta el precario estado de la nave”, ha apuntado el alto funcionario.

Foschi dijo que hasta el momento no hay señales de fuga. Asegura que las 2.300 toneladas de combustible están contenidas en 17 tanques de doble casco y otra parte, en otros cuatro depósitos.

 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.