Un análisis de Xavier Canalis

Mentiras, medias verdades y estadísticas de turismo

¿Maneja España, un país líder en turismo, las estadísticas adecuadas?

Análisis/ Fue el escrito estadounidense Mark Twain quien proclamó "Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas". Lo cierto es que esta rama de la matemática interfiere constantemente en nuestras vidas, dado que en base a estos cálculos se toman decisiones políticas y empresariales que afectan a la sociedad, la economía, etc. Ahora bien, siendo España un país líder en turismo ¿contamos con las estadísticas adecuadas?

El diccionario de la Real Academia Española define la estadística como "rama de la matemática que utiliza grandes conjuntos de datos numéricos para obtener inferencias basadas en el cálculo de probabilidades".

Y en España contamos con numerosas operaciones estadísticas sobre la actividad turística, entre ellas las encuestas de pernoctaciones en establecimientos reglados del Instituto Nacional de Estadística (INE) así como Frontur (entradas de turistas extranjeros), Egatur (gasto turístico) o Familitur (turismo de los españoles) del Instituto de Estudios Turísticos (IET).

La encuesta Frontur es probablemente la que mayor impacto mediático tiene. Es algo así como un marcador deportivo, sin complicaciones ni necesidad de entrar en los matices. El mensaje es de lo más sencillo: a más turistas, nos va mejor... Supuestamente. Ver también ¿Engañamos a nuestros lectores con las cifras de turistas y de gasto turístico?

Claro que, cuando Frontur ofrece resultados que no gustan a los políticos, sobre todo en las comunidades autónomas, entonces se lía parda.

Aún recuerdo el cabreo fenomenal que agarró cierto consejero de Turismo hace años, cuando le pregunté por qué motivo caían las llegadas de turistas extranjeros a su región, tal como mostraba Frontur. "¡Eso no sirve de nada!. No es ciencia ni es nada!", me gritó. Luego se suavizó: "Nosotros tomamos como referencia el número de viajeros según la encuesta de pernoctaciones del INE, eso sí es serio".

La semana pasada, volví a escuchar una queja recurrente en nuestro sector turístico. "Es difícil hacer previsiones en el ámbito turístico porque los datos oficiales disponibles requieren una notable mejora". Así de claro se expresaba el profesor de Economía Juan Antonio Duro, coordinador del Índice UAB de Actividad Turística.

Y es que, según explicó Juan Antonio Duro en la presentación de dicho informe de previsiones, los investigadores suelen detectar contradicciones al comparar las encuestas del INE con las del IET. "Afortunadamente, parece que este problema será resuelto", dijo Duro, refiriéndose a la mayor colaboración que a partir de ahora se establecerá entre ambos organismos. Ver El INE colaborará en las estadísticas de Frontur, Familitur y Egatur.

La estadística utiliza grandes conjuntos de datos numéricos para obtener inferencias basadas en el cálculo de probabilidades. #shu#La estadística utiliza grandes conjuntos de datos numéricos para obtener inferencias basadas en el cálculo de probabilidades. Imagen Shutterstock

Pero de momento, las discrepancias siguen estando ahí. Les pondré un ejemplo.

Según la balanza de pagos del Banco de España, los ingresos por turismo apenas crecieron un 1% durante el período enero-abril.

Sin embargo, según la encuesta Egatur del IET, en el conjunto de los cuatro primeros meses del año los turistas extranjeros que viajaron a España gastaron un 7,5% más.

Es cierto que la balanza de pagos y la encuesta Egatur son dos indicadores diferentes. La primera se ciñe al gasto realizado por los turistas extranjeros en el destino, mientras que la segunda contempla todos los gastos relacionados con el viaje del turista a España, incluyendo la contratación de servicios en origen, el transporte, el gasto realizado en el propio destino, etc.

Pero aún así, entre el exiguo +1,08% de la balanza de pagos y la robustez del +7,5% de Egatur hay demasiada diferencia... Algo no acaba de cuadrar.

La semana pasada charlé con la directora de un observatorio turístico local, quien me reconoció: "Es muy complicado medir el gasto turístico a través de una encuesta. Lo hemos comprobado, no sabes realmente si lo que la gente responde se ajusta poco o bastante a la realidad".

Lecturas interesadas

Son precisamente los observatorios turísticos locales los que tienen un conocimiento más exacto sobre los indicadores de un destino: número de hoteles, plazas abiertas, grado de ocupación, etc. Y según me comentan desde estas entidades, "las diferencias respecto a las estadísticas del INE son mínimas".

El problema es quién y cómo interpreta las estadísticas, qué lecturas interesadas se quieren ofrecer, etc.

Puede ocurrir, por ejemplo, que según el INE un destino tenga medio centenar de hoteles, pero según el observatorio local sean en realidad 75. Curiosamente, ambos tienen razón.

Y es que el INE ofrece en sus balances anuales el número de "establecimientos abiertos estimados*" en cada destino, donde el asterisco corresponde a la media anual. Este matiz tiene una gran importancia en España, debido a la elevada estacionalidad del sector turístico.

Lo mismo hay que tener en cuenta cuando se divulgan datos de ocupación hotelera. Si por ejemplo alguien dice que la ocupación en invierno en un destino X es del 40%, superior al 35% del año pasado, y se cuelga una medalla, pero omite explicar que hay menos establecimientos abiertos, la lectura es incompleta e interesada.

¿Contamos con las estadísticas de turismo adecuadas en España? Esperemos que la colaboración entre el INE y el IET comience pronto a dar sus frutos, como dicen los investigadores.

Pero en todo caso, esperemos también que todos (políticos, medios de comunicación, gestores de destino, empresas, etc) hagamos un uso más justo de ellas.

Quizá sí tenemos las estadísticas adecuadas de turismo... Otra cosa es utilizarlas de manera adecuada.

 

Comentarios 4

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Placido Sierra2/07/2013 11:07:16

Estoy de acuerdo con que hay cosas que mejorar. Sobre todo en el tema de armonización de indicadores a utilziar para el análisis del sector, porque lo contrario confunde al lector. Pero, creo que en este artículo hay un error importante, sobre todo cuando se habla de ingresos por turismo y gasto de turistas. No se puede contraponer conceptos distintos para argumentar, lo que repito, es una realidad: la necesidad de mejorar esta información.

01 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Rubén2/07/2013 14:07:14

Pues imagínate cuando se comparan estadísticas internacionales entre países, como hace la OMT, sabiendo que la variable fundamental ENTORNO HABITUAL, que define al visitante del que no lo es, se basa en intervalos completamente distintos. ¿Se pueden comparar variables calculadas desde méticas disintas? Hasta el alumnado de la ESO lo tiene claro.

01 Más comentarios del lector Responder

Alex Gordillo3/07/2013 13:07:56

Excelente reflexión, gracias por el artículo Xavier y espero aportar algo de valor.

En mi opinión las estadísticas que tenemos en España son buenas o, en todo caso, las mejores que se tienen a nivel Mundial comparando países con flujos turísticos importantes que cuestan de cuantificar (pensad que hay países que intentan emular al IET e INE en sus operaciones estadísticas turísticas con muy peores resultados), pero también son mejorables (sobre todo en la veracidad de los datos obtenidos, no tanto porque se mienta sino por lo que se quiere obtener es lo que realmente se obtiene de los cuestionarios facilitados), aunque dejaré en el aire las posibles mejoras y me centraré en comentar lo que creo ayuda, en mayor medida, a la disparidad de los datos que se publican, en concreto el uso que se realiza de ellas.

1) Queramos o no las estadísticas no engañan, en todo caso aportan información que hay que saber interpretar a partir de tres conceptos estadísticos (técnicos) principales:

a.El valor puntual facilitado (pongamos como nuestro caso los valores de 5.095 millones de euros de gasto de los no residentes y los 1.101 millones de los británicos indicados en la nota de coyuntura de Mayo 2013 de EGATUR).

b.El error asociado a este valor puntual, el cual no aparece en las estadísticas turísticas resultantes (nunca se comenta) provocando auténticos errores de interpretación para políticos y medios de comunicación (en nuestro caso se puede obtener a partir de la nota metodológica de EGATUR justo antes del apartado 5, en concreto se cita “El tamaño de muestra mínimo mensual es de 4.000 visitantes lo que da errores de muestreo previsibles inferiores al 3% mensual, 2% trimestral y 1% anual para el gasto global agregado. Para el gasto por países de residencia se necesita una muestra trimestral de 1.600 unidades para las más frecuentes y de 400 para el resto, lo que daría lugar a errores de muestreo inferiores al 5% y 10% espectivamente”). Os aseguro que es difícil de calcular y por ello dan unas aproximaciones que ni me planteo cuestionar.

c. El margen de confianza impuesto en el proceso del cálculo muestral (la muestra que debemos hacer) o contrastes de hipótesis (cuánto error estamos dispuestos a asumir cuando comparamos un año respecto a otro), que únicamente se facilita en escasos documentos técnicos de las operaciones estadísticas turísticas (en nuestro caso ni en la ficha técnica ni en la nota metodológica de la operación de EGATUR no pone nada, voy a suponer siendo generoso e inventándomelo que tenemos un margen de confianza del 90%).

Nota: cabe decir que éstos dos últimos conceptos (b y c) están relacionados, pero no son lo mismo como explicaré.

2) En nuestro caso y de acuerdo a lo indicado por el error (b) el error asociado a los 5.095 millones de euros de gasto de los no residente es de 152,85 (3%) millones de euros y análogamente el error asociado a los 1.101 millones de los británicos es de 55,5 millones (5%, de británicos hay bastante muestra). Esto quiere decir que cualquier valor comprendido entre 4.942 y 5.247 millones de euros es válido, es lo mismo, es el mismo resultado para los no residentes, al igual que la horquilla de entre 1.046 y 1.156 para los británicos. El motivo por el que todos los valores comprendidos entre las horquillas dadas son lo mismo se debe a que de cada 100 veces que repita la operación estadística el resultado en 90 veces (margen de confianza – c) tendrá como resultado un valor comprendido entre estas horquillas, aunque en 10 ocasiones tendré valores fuera de ellas.

3) Ahora, qué pasa cuando quiero contrastar el resultado de 5.095 millones de euros gastados en el 2013 de los no residentes con los 4.679 millones de euros del 2012, lo que se denomina variación interanual mensual? Ciertamente obtenemos puntualmente el 9,1% (EGATUR dice un 8,9%, pero seguro que se debe al redondeo de los millones), no obstante, como he comentado anteriormente, podemos utilizar para 2013 el valor de 4.942 millones de euros (el mínimo de la horquilla de 2013), así como 4.819 para el 2012 (el máximo de la horquilla de 2012) que implica un incremento del 2,5% (en realidad hay que realizar un cálculo más sutil que reduce el error del 6,6%, diferencia entre el 9,1% puntual y el 2,5% también posible), así podemos decir que el incremento interanual mensual ha sido entre cualquier valor entre 2,5% y 15,7% (algo más incómodo de explicar para políticos y medios de comunicación), pero se puede afirmar al 90% (aproximadamente) que se ha incrementado el gasto. Análogamente se puede ver que el mercado británico como incremento puntual ha sido del 13,7%, aunque en realidad oscila entre un incremento del 2,9% y del 24,5%. La conclusión final es que para valores inferiores al 5% (seguramente) de incremento interanual mensual hay que ir con mucho cuidado en decir que ha habido un aumento, lo mismo que tampoco se debe hacer un escarnio diciendo que para valores superiores al -5% el turismo está muriendo. En cualquier caso hay que observar la evolución y detectar las tendencias más que los valores puntuales.

4) Observad que he seleccionado datos para nuestro caso con muestras relativamente grandes, así que cuando el dato puntual hace referencia al gasto de los Chinos (que no vienen muchos) el error se dispara a cotas insospechadas y da lo mismo lo que digas, en cualquier caso EGATUR, con buen criterio, no muestra dichos datos, pues son NO SIGNIFICATIVOS por falta de muestra, aunque los políticos se empeñen en marcarse tantos con estos datos.

5) Dicho esto, aún hay más cuestiones técnicas, pues recordad que sólo 90 de cada 100 estudios los datos están entre las horquillas dadas, por lo que 10 de cada 100 estudios pueden ocasionar grandes fluctuaciones o situaciones complicadas de explicar y que dan origen a variaciones incongruentes. Motivo por el que en muchas series se suele aplicar lo que llamamos un alisado (y esto sí es una manipulación técnica que a mí no me gusta nada de nada, pues se rige por un principio filosófico más que técnico), el cual hace que los datos puntuales finales se calculen teniendo en cuenta los datos de periodos anteriores (en nuestro caso no me consta que EGATUR haga el alisado).

Una cuestión más encima de la mesa, no tan estadística sino de reflexión en cuanto a que jamás se tiene en cuenta el incremento de los precios o IPC y esto afecta a que los gastos aumenten por este efecto y no tanto por que tengamos unos turistas que estén dispuestos a gastar más.

Cordialmente,
Alex Gordillo Soler
Miembro de SCT (Associació Catalana de Professionals Experts en Turisme)

20 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.