Diario 5721 23.10.2019 | 11:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Husa amplía su red en Zaragoza con un hotel de cuatro estrellas en Calatayud

25 julio, 2003
La cadena hostelera Husa ha inaugurado ayer en Calatayud un nuevo hotel con el que amplía la red de que dispone en la provincia de Zaragoza, a través de un establecimiento de cuatro estrellas habilitado en lo que fue un histórico monasterio de monjas benedictinas.
La cadena hostelera Husa ha inaugurado ayer en Calatayud un nuevo hotel con el que amplía la red de que dispone en la provincia de Zaragoza, a través de un establecimiento de cuatro estrellas habilitado en lo que fue un histórico monasterio de monjas benedictinas. Es el primer establecimiento de la cadena Husa en la comarca de Calatayud, cuyo sector hotelero y turístico está especialmente protagonizado por centros de carácter histórico-artístico o atractivos naturales. Esta comarca concentra siete balnearios, en los municipios de Jaraba, Alhama de Aragón y Paracuellos de Jiloca, además del conjunto hotelero y turístico-natural del Monasterio de Piedra. En Calatayud ciudad, la oferta hotelera que ha surgido en los últimos años ha estado caracterizada por establecimientos que han aprovechado edificios histórico-artísticos, de lo que son ejemplos las dos hospederías inauguradas en los cinco últimos años, una de ellas el Mesón de La Dolores. En este marco aparece el nuevo Hotel Husa Monasterio Benedictino, propiedad del grupo de empresas familiares Piquero de Calatayud, que han sido los encargados también de restaurar lo que quedaba de este antiguo convento, cuya iglesia (San Benito) es del Ayuntamiento y fue restaurada por el Consistorio a la par que se desarrolló el proyecto privado en el resto del edificio. Después, meses antes de la inauguración del hotel, el grupo de empresas Piquero llegó a un acuerdo con Husa para la gestión y explotación del establecimiento que hoy se inaugura con presencia de directivos de la cadena hotelera y del grupo empresarial bilbilitano. El hotel fue convento del siglo XVII fue ocupado por las religiosas benedictinas hasta el año 1969. El establecimiento cuenta con una superficie útil de 1.728 metros cuadrados y dispone de 35 habitaciones para una capacidad total de 53 personas, salones con espacio para 360 comensales y una cocina de 140 metros cuadrados. El hotel arranca su funcionamiento con una plantilla de 17 profesionales, que se prevé ampliar hasta alrededor de treinta empleados fijos, además de los eventuales a los que se recurra en determinados momentos.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.