El grupo de ocio Cursach se hace con el control del RCD Mallorca y los hoteleros inyectan 6 millones en el club de fútbol

El sector turístico mallorquín está apostando fuertemente por el fútbol, al menos por el club isleño. El jueves, el grupo de ocio Cursach se hico con el control del RCD Mallorca, mientras que los principales hoteleros baleares, que lo son también nacionales, inyectaron seis millones de euros en el club de fútbol a través de la Fundación del club deportivo. Una fuerte apuesta que se puede atribuir a varias razones, pero que en definitiva ha terminado por involucrar en la farándula del fútbol a buena parte del sector turístico español.

El sector turístico mallorquín está apostando fuertemente por el fútbol, al menos por el club isleño. El jueves, el grupo de ocio Cursach se hico con el control del RCD Mallorca, mientras que los principales hoteleros baleares, que lo son también nacionales, inyectaron seis millones de euros en el club de fútbol a través de la Fundación del club deportivo. Una fuerte apuesta que se puede atribuir a varias razones, pero que en definitiva ha terminado por involucrar en la farándula del fútbol a buena parte del sector turístico español. La principal apuesta la ha llevado a cabo el grupo de Ocio Cursach. El empresario y magnate Bartolomé Cursach es desde el jueves el hombre fuerte del club de fútbol mallorquín al poseer el 43 por ciento de las acciones. Para controlar desde el club, Bartolomé Cursach va a colocar dentro del consejo de administración a su hija Sonia, concretamente, vicepresidenta del consejo de administración. Igualmente, Cursach también ha incluido en el consejo de administración al arquitecto Juan Bartolomé Seguí, vinculado al grupo; y al director deportivo del macrogimansio del grupo Megasport, Mateo Palmer. Otro de los empresarios hoteleros que ha realizado una fuerte oferta por el club de fútbol ha sido Ignasi Esteve. El también vicepresidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca ha participado en la ampliación del Mallorca con 500.000 euros, unos 83 millones de las antiguas pesetas. Finalmente, los principales hoteleros de la isla, entre los que se encuentra Fluxá, Escarrer, Barceló, entre otros, también han participado en la ampliación, si bien sin participar en el accionariado, sino a través de la Fundació Reial, en la que han inyectado seis millones de euros. Fuentes del sector consultadas por Hosteltur aseguran que la participación de los hoteleros puede deberse a la intervención de Jaume Matas en favor del Mallorca y como una muestra de buena voluntad de los hoteleros ante la sociedad mallorquina tras los últimos cuatro años de continuos incidentes con el antiguo Govern balear que suscitó un aire de conflictividad en la sociedad balear. (Juan M. López/HOSTELTUR)(jmlopez@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.