Diario 5328 20.07.2018 | 15:03
Hosteltur: Noticias de turismo

Cuatro turoperadores imponen el auge de la ecoauditoría en los hoteles

4 septiembre, 2003
El sector hotelero es la excepción de la industria española en lo que a respeto medioambiental se refiere y, además, es la única que no lo hace por exigencias legales. De hecho, el 37% de las 293 empresas españolas que han sometido a auditoría pública su declaración de gestión ambiental son establecimientos hoteleros. Lo que les motiva es la presión creciente al respecto de los principales turoperadores.
El sector hotelero es la excepción de la industria española en lo que a respeto medioambiental se refiere y, además, es la única que no lo hace por exigencias legales. De hecho, el 37% de las 293 empresas españolas que han sometido a auditoría pública su declaración de gestión ambiental son establecimientos hoteleros. Lo que les motiva es la presión creciente al respecto de los principales turoperadores. La nueva directora general de la Fundación Entorno, Raquel Aranguren, afirma que 'hay muchos turoperadores mundiales que solicitan a los hoteles que tengan criterios medioambientales para incluirlos en sus servicios'. Señala a cuatro grandes grupos que los exigen: el finés Finnair, el italiano Horizonti, el británico My Travel y el japonés STB. Para atraer a los turistas extranjeros, los hoteles sólo tienen dos formas de acreditar que se preocupan por gestionar sus residuos y por minimizar el impacto de su actividad en el entorno: certificar sus procedimientos de gestión de la calidad ambiental según la norma internacional ISO 14.001, que es lo más sencillo, o bien registrarse en el Sistema Europeo de Ecogestión y Ecoauditoría, conocido por sus siglas en inglés, EMAS. Este último sistema, que nació hace 10 años bajo los auspicios de la Comisión Europea, es, curiosamente, el favorito en el sector de hostelería. Mientras que la certificación ISO se limita a garantizar que la empresa cumple con la legislación medioambiental vigente, EMAS le exige hacer una declaración sobre su situación medioambiental y acciones de mejora, que se somete a registro público y a una auditoría anual para verificarla. Debido a esta auditoría, el número de empresas fluctúa cada año. De hecho, en Europa el año pasado estaban registradas en EMAS 3.797 empresas, 115 menos que en 2001. En España, desde que nació EMAS en julio de 1993, sólo han pasado este examen 293 empresas españolas y de ellas 109 son establecimientos de hostelería. Raquel Aranguren destaca que 'el sector hotelero español es el estandarte de EMAS en Europa'. No obstante, Raquel Aranguren reconoce que el 75% de estos establecimientos los aportan tres grandes grupos, uno público, Paradores de Turismo, y dos privados, Sol Meliá e Iberostar. El resto son, fundamentalmente, campings y pequeños hoteles familiares de Cataluña y Baleares que tienen a los turistas alemanes como sus principales clientes. Paradores ha registrado en EMAS 59 de sus 87 establecimientos. Desde finales de 2000, la cadena ha invertido más de 20 millones de euros en implantar un sistema de gestión ambiental, que pretende adecuar la gestión de sus establecimientos con los principios de desarrollo económico sostenible e incentivar el llamado turismo ecológico. Este segmento del mercado turístico supone un negocio de 9.800 millones de euros en España. Sol Meliá cuenta con 13 hoteles en España registrados en EMAS. La empresa dice abiertamente que aquí optan por este sistema de acreditación 'porque los alemanes lo reconocen más'. En cambio, sus hoteles en el Caribe los certifica según ISO 14.001, porque los turistas americanos reconocen mejor la norma internacional. La consejería de Territorio y Vivienda de la Comunidad de Valencia ha duplicado este año las ayudas que concede a las pymes para fomentar la implantación de sistemas de gestión medioambiental.Esta consejería ha informado que el año pasado destinó a este fin 125.000 euros, que repartió entre 27 empresas, mientras este año hasta agosto el importe de las subvenciones alcanza ya 265.000 euros y las empresas beneficiadas son 47.A la hora de otorgar subvenciones por acciones de carácter medioambiental, las Administraciones autonómicas priman especialmente a las empresas que, teniendo ya su certificado según la norma ISO 14.001, quieren hacer su declaración mediombiental y registrarse en EMAS. En la Comunidad Valenciana, según el consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, se ha destinado a este fin 20.500 euros en este año.En Valencia sólo nueve empresas están adheridas a EMAS. Entre ellas, destacan dos hoteles: el Parador de Turismo de Jávea y el Hotel Corona del Mar de Benidorm, ambos en Alicante. Pero se hallan también dos servicios públicos de limpieza de playas: los de los Ayuntamientos valencianos de Gandía y Cullera. (B.C., diario Cinco Días, 04/09/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.