Diario 5746 22.11.2019 | 02:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Willie Walsh

El coste del carburante y la situación económica española, los grandes escollos para IAG

29 febrero, 2012

El alto coste del combustible y la debilidad económica española serán los grandes escollos de IAG, holding de British Airways (BA) e Iberia, en 2012.

Así lo ha afirmado en una teleconferencia el consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, tras publicarse los resultados correspondientes al ejercicio 2011 del grupo, que reportan que Iberia y British Airways ganan 562 M € en su primer año de fusión. Walsh señala que la empresa aún está centrada en controlar los costes por el alto precio del carburante, que se suma a la difícil situación en los mercados europeos.

No obstante, destacó que IAG ha conseguido duplicar su beneficio operativo hasta los 485 millones de euros en 2011, frente a los 225 millones del año anterior.

Perspectivas 2012

El precio del carburante va a significar uno de los mayores desafíos este año. IAG calcula que, de mantenerse el crudo a un precio alto, puede afrontar en 2012 un alza del coste del carburante de más de 1.000 millones de euros, por lo que tendrá un fuerte impacto en los resultados de este año.

En cuanto a Iberia, Walsh admitió que la aerolínea española afronta desafíos por la debilidad económica de España y los costes operativos de la empresa, que consideró "muy elevados". En su breve intervención, insistió en que la economía española estará débil durante un tiempo, un hecho que se refleja en la situación de Iberia.

El consejero delegado señaló asimismo que Iberia está expuesta a la incertidumbre financiera en la zona del euro, en un mercado ya de por sí competitivo, pero destacó los beneficios que supondrá el lanzamiento de Iberia Express, la filial de bajo coste de la aerolínea española.

En 2011, IAG obtuvo un beneficio de 562 millones de euros en 2011, primer año de fusión de las dos aerolíneas en esta sociedad. No obstante, por separado, los resultados de cada compañía son muy diferentes y reflejan ya la situación planteada por Walsh: el año pasado British Airways (BA) ha obtenido un beneficio de operaciones de 592 millones de euros, mientras que Iberia ha perdido 61 millones.

La facturación conjunta fue de 16.103 millones de euros, de los que 13.496 millones correspondieron a los ingresos por pasaje. En cuanto a la facturación de cada línea aérea, BA ha alcanzado 11.492 millones de euros, el 71,09 % del total, mientras que Iberia ha aportado 4.636 millones, el restante 28,91%.

El beneficio de operaciones conjunto se situó al término de estos doce meses en 522 millones de euros, de los que 78 millones correspondieron a partidas excepcionales.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.