Ante la Audiencia Nacional

Marsans: Díaz Ferrán responsabiliza a Pascual de los problemas financieros

El expresidente de la CEOE y antiguo copresidente del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán ha responsabilizado a su socio en la compañía turística, Gonzalo Pascual, mientras que este dice que el dinero se destinó a intentar salvar el grupo.

Díaz Ferrán o ha tenido reparo en responsabilizar a su socio de toda la vida de las decisiones financieras que se tomaron en la empresa, según explicaron fuentes jurídicas. Así lo ha hecho en su declaración de este miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, durante cerca de una hora como imputado por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida de 4,4 millones de euros procedentes de las reservas de clientes del grupo Marsans.

El expresidente de la CEOE, que evitó hacer declaraciones tras su declaración, declaró ante el juez que él carecía de funciones ejecutivas en el grupo Marsans y no tomaba decisiones financieras, labor que correspondía a su socio Gonzalo Pascual. Díaz Ferrán aseguró que él solo era responsable del área de transporte terrestre y que no participaba en la gestión del "día a día".

Además, Díaz Ferrán achacó los problemas del grupo Marsans a la "situación financiera internacional" y a las reclamaciones por parte IATA de la deuda de 24 millones de euros contraída con ella. El 20 de abril de 2010 la IATA les retiró la licencia para vender billetes de avión.

El excopresidente y copropietario del grupo Marsans también justificó los problemas financieros de la empresa turística al embargo de los aviones de Air Comet, dictado en diciembre de 2009 por un juez de Londres por impago del alquiler. Esta decisión judicial provocó el cierre de la compañía aérea en los días previos a las Navidades de 2009, que se saldó con numerosos afectados.

Dinero de los clientes

Por otro lado, Díaz Ferrán coincidió con lo declarado el martes por su socio Pascual ante el juez de que el dinero pagado por los clientes se destinó al pago de las facturas de la compañía turística para evitar la quiebra, que tuvo lugar en junio de 2010 con la presentación del concurso de acreedores y el anuncio de venta a la sociedad Possibilitum Business.

El fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos acusa a los exgestores de la compañía turística de apropiarse de las reservas de 4.706 clientes de la compañía, de un total de 7.560 depósitos detectados, entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010. La querella parte de un informe presentado por la administración concursal del grupo, que denunció las irregularidades.

Según explicaron fuentes jurídicas, la Fiscalía considera que desde noviembre de 2009 Viajes Marsans ya conocía sus problemas financieros y así quedó reflejado en el informe realizado por PwC, que evitó "expresar su opinión" respecto a los resultados auditados.

Además, la sociedad patrimonial, Teinver, que ostentaba la propiedad del grupo Marsans, ingresó hasta 259 millones de euros procedentes de las empresas del grupo --Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol--. El fiscal mantiene que Pascual y Díaz Ferrán en colaboración con Possibilitum Business, propiedad del empresario experto en quiebras Ángel de Cabo, sacaron dinero del grupo turístico, a través de Teinver. La compañía solo tiene activos paga pagar las costas del proceso concursal.

Las diligencias de investigación continuarán este jueves con la declaración como testigos del antiguo subdirector general corporativo de Viajes Marsans Vicente Muñoz y la antigua responsable de auditoría interna de la empresa Rosario Gil López.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.