Sostiene que la quiebra se produjo por falta de financiación

Pascual dice que el dinero de Marsans se destinó a intentar salvar la compañía

Ha declarado hoy ante la Audiencia Nacional

El ex presidente de Viajes Marsans, Gonzalo Pascual, ha defendido ante la Audiencia Nacional que el dinero de los clientes se destinó a tratar de salvar a la compañía.

Pascual dice que el dinero de Marsans se destinó a intentar salvar la compañía

Asegura que ésta se vio abocada a la quiebra por la falta de financiación bancaria, según informaron fuentes jurídicas.

Pascual dice que el dinero de Marsans se destinó a intentar salvar la compañía

Pascual declaró hoy ante el juez durante una hora imputado por presuntos delitos de estafa y apropiación indebida de 4,4 millones de euros procedentes de los clientes del grupo Marsans. La querella la presentó el fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos, quien considera  que entre el 1 de marzo y el 31 de julio de 2010, el grupo Marsans formalizó reservas que dieron lugar a 7.560 depósitos de clientes, de los que 4.706 no han sido devueltos y se "destinaron a fines ajenos a la actividad del grupo".

Pascual, que evitó hacer declaraciones, explicó que el grupo Marsans funcionaba "estupendamente" hasta principios de 2010, cuando comenzaron a tener problemas de financiación por parte de los bancos, y que todo el dinero de las reservas de los viajeros fue destinado a pagar las deudas contraídas con los proveedores y con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

El socio de Gerardo Díaz aseguró que ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos en junio de 2010 se decidió vender la empresa a la sociedad Posibilitum Business, y que a partir de entonces él y su socio se apartaron de la gestión de la compañía. El administrador de esta sociedad, Iván Losada, también declaró este martes como imputado ante el juez.

Según explicaron fuentes jurídicas, la Fiscalía considera que desde noviembre de 2009 Viajes Marsans ya conocía sus problemas financieros y así quedó reflejado en el informe realizado por PwC, que evitó "expresar su opinión" respecto a los resultados auditados. Además, la sociedad patrimonial, Teinver, que ostentaba la propiedad del grupo Marsans, ingresó hasta 259 millones de euros procedentes de las empresas.

El fiscal sospecha que Pascual y Díaz siguieron colaborando con Possibilitum Business tras la venta de la empresa y que Losada tomó decisiones en Viajes Marsans, así como en Teinver, antes de anunciar la compra en junio de 2010, al mismo tiempo que presentaron el concurso de acreedores. Además, también considera que puede haber más de los 4.706 clientes perjudicados por las empresas del grupo -Tiempo Libre, Rural Tours y Viajes Crisol- contabilizados en su informe, según fuentes jurídicas.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.