Entrevista a Jesús Menéndez, director general de Lookotels

"Ofrecemos un hotel en el que, como si fueran piezas de lego, puedes ir uniendo unidades"

El primer establecimiento de la cadena abrirá en octubre en Madrid

Lookotels es una cadena que nace con un nuevo concepto de hotel modular, de diseño y sostenible. Su primer establecimiento abrirá el próximo mes de octubre en Madrid. El director general de la compañía, Jesús Menéndez, nos detalla en esta entrevista los puntos clave del proyecto.

Entrada del hotel. Entrada del hotel.

¿Con qué objetivo nace esta cadena?

Lookotels ofrece un hotel por módulos.Lookotels ofrece un hotel por módulos.

La cadena nace intentando cubrir un nicho de mercado diferente. Pretendemos democratizar el lujo. Queremos ofrecer un diseño fantástico y unas prestaciones increíbles a un buen precio, no “desde”, sino “hasta”. Es decir, la habitación no cuesta desde 49 euros, sino hasta 49 euros, por ejemplo. Nosotros vendemos tiempo de descanso, el cliente puede comprar seis, doce o veinticuatro horas, en función de su necesidad.

Hall del hotel.Hall del hotel.

El plan de expansión de la cadena contemplaba la construcción de 10 hoteles en cinco años que supondrían una inversión de 60 millones de euros, ¿se mantiene igual?

Jesús Méndez.Jesús Méndez.

Se mantiene y seguramente crecerá. El primer establecimiento se abre en 2011 a finales de octubre. Será un hotel de 64 habitaciones en el centro de Madrid. Y luego hay proyectados otros dos en la capital, uno de unas 120 habitaciones en el barrio de Salamanca y otro en la zona de Castellana de unas 70 habitaciones. También abriremos un hotel en Barcelona de 150 habitaciones, otro en Santander de 72 habitaciones y dos en Sevilla, uno de 72 habitaciones y otro de 90. El crecimiento será más o menos exponencial de unos dos o tres establecimientos anualmente aproximadamente. Va a depender del tema de licencia y de lo que es el cronograma de implantación.

¿Tienen planeado aliarse con alguna compañía para desarrollar su crecimiento?

Estamos en conversaciones con una cadena europea para establecer más de 50 establecimientos a nivel internacional, englobando hoteles tanto en Europa como en América, África y Asia. Esperamos poder empezar ya en esta primavera, pero aún no puedo ofrecerles más detalles al respecto.

¿Cuál es el modelo de crecimiento de Lookotes?

Nosotros hacemos construcción y decoración, puesta en marcha y llevamos la gestión de los hoteles, hacemos un llave en mano. Tenemos, por tanto, inversores que invierten en la construcción y la puesta en marcha, con los que firmamos contratos de management.

¿Pero no estamos ante una situación difícil para encontrar inversores?

No, porque ofrecemos algo diferente que no tiene nada que ver con el crecimiento que ha habido, sobre todo de hoteles de 3 y 4 estrellas, y en los últimos años, de 5. El segmento económico tiene mayor desarrollo ahora mismo. Pero nosotros no somos ninguna otra cadena que haya en el mercado de bajo coste. No somos un low cost, estamos más evolucionados. Tenemos un producto diferente y un modelo de crecimiento distinto. Somos un servicio limitado al precio justo, damos más prestaciones por menos dinero. Y además lucimos de ser sostenibles, con todos nuestros productos biodegradables, cumpliendo la normativa para producir el menor CO2 a la atmósfera. Nosotros hacemos una inversión muy fuerte en lo que es desarrollo tecnológico de cara al futuro. En hoteles económicos pero con un diseño exclusivo y excepcional como es este producto, yo te doy un producto muy bueno pero tú tienes la obligación de realizar una serie de servicios, como el check-in y check-out automático. Ese es el secreto. No tenemos un gran coste de personal que conlleva grandes infraestructuras y mayores consumos energéticos como pueda tener un 4 estrellas.

¿Qué otras ventajas encuentra en este tipo de hotel?

La primera ventaja es el tiempo de construcción, es revolucionario. En la construcción tradicional el tiempo puede ser entre 18 y 24 meses, mientras que aquí en menos de cinco meses, al ser modular, se construye un hotel. Además, al ser montable y desmontable se podría cambiar el emplazamiento del hotel en casos de ubicaciones no rentables, pero eso tiene un coste, no somos una tienda de campaña. Otra ventaja es que puede crecer. Es un hotel en el que, como si fueran piezas de lego, puedo ir uniendo unidades.

¿Y con qué dificultades se encuentran?

Lo más difícil es luchar contra lo tradicional. La gente está acostumbrada a realizar las cosas de una determinada forma, pero en los últimos tiempos está cambiando. Ten en cuenta que hace 15 años no existía el fax, hace 12 no existía el móvil y ahora no podemos vivir sin facebook, sin twitter… Ahora mismo el 89% de las reservas se realiza por internet.

Algunos consideran la ausencia de servicios como falta de calidad, ¿qué opina usted?

La ausencia de determinados servicios en determinados tipos de hoteles quizás sí. Pero esto no es un hotel de 4 ó 5 estrellas, esto es un hotel de 1 estrella. Pero las estrellas no son las que marcan la calidad, lo que marca la calidad es el servicio. A mí no me hace falta tener tres recepcionistas que no atiendan bien al público. Yo con un conserje que atienda muy bien con una gran sonrisa no tengo ningún problema, pero luego lo apoyo con tecnologías, con sistemas domóticos y check-in express. Esa es la diferencia. Va a tener mayor cobertura siendo un hotel de una estrella que lo que puedan ser hoteles de 3 y 4 estrellas.

¿Se aleja esto del concepto tradicional de hospitalidad?

Al contrario, este es el concepto de la hospitalidad pero de bajo coste. Estamos hablando de que aquí el precio máximo podrían ser 50 euros. Puedes conseguir habitaciones en función del tiempo de descanso por 25, 30, 35 ó 40 euros.

Entonces aunque ustedes no os defináis como bajo coste el cliente sí que podría ser el mismo que el que busca un hotel de una cadena enfocada a ese segmento.

Un cliente de un hotel de 3, 4 o incluso 5 estrellas podría dormir en este hotel. Aquí lo que marca las estrellas finalmente son los metros cuadrados. Pero este hotel podría ser un 4 estrellas en el centro de Londres, sin ningún problema, por todas las prestaciones que damos.

¿Cuáles dirían que son sus principales competidores en el mercado?

Que ofrezca una construcción modular montable y desmontable no hay nadie ahora mismo en el mercado. Pero, siendo de construcción tradicional, nos podríamos comparar con la compañía Yotel, que tiene hoteles en el aeropuerto de Heathrow, Gatwick y Schiphol, y uno que va a abrir en Nueva York. Las habitaciones son desde siete metros cuadrados, pero también tienen ese concepto de hotel funcional y dinámico.

Ante las circunstancias económicas actuales, muchos hoteles han ajustado sus precios, ¿provoca ello un aumento de la competencia para el tipo de hotel que presentan?

Yo siempre iré por debajo y ellos nunca podrán luchar contra mi estructura de costes, que es mínima. Hemos estudiado las habitaciones de tal forma y utilizamos una serie de máquinas especiales que nos permiten limpiar el hotel en la mitad de tiempo que un hotel tradicional. También está el tema de la energía, el tema de leds y bombillas de bajo consumo. Todo está adaptado. Y luego sobre todo los sistemas de control que te regularizan todos los consumos  para gastar el mínimo. Pero el hotelero tradicional tiene unos costes de personal muy altos, es es uno de los principales problemas del hotelero tradicional, y lo que está haciendo con la reducción de precios es perjudicarse. Si eres un 4 estrellas tienes que tener un precio ajustado a la calidad de tus servicios. Lo mismo hacemos nosotros, ajustamos el precio a la calidad de nuestros servicios y a lo que damos por ese dinero que pagamos.

Para terminar, ¿podría decirnos hacia dónde cree que irá el sector?

Creo que el sector tendrá reajustarse a todos los niveles porque ha crecido muy deprisa en los últimos años. Hay sitios en los que se han duplicado y triplicado el número de camas y plazas hoteleras, por lo que ahora tiene que regularizarse en este sentido.

Esta entrevista se incluye en la revista HOSTELTUR de abril. También puede descargársela en el pdf adjunto a esta noticia.

 

Comentarios 4

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

jose manuel11/04/2011 12:04:42

me parece muy interesante la idea de estos señores, pero que pasa con el tema de creacion de empleo, segun el texto, donde antes habia tres recepcionistas ineficientes ahora habra un sonriente conserje que seguro que lo hace mucho mejor. El motor de cualquier economia es el empleo y si destruimos mas que creamos por mal camino vamos. La reduccion de costes de personal no es una solucion

00 Más comentarios del lector Responder

Fernando Romero12/04/2011 9:04:04

No consigo entender la critica efectuada por Jose Manuel, le parece interesante pero prefiere un trabajo ineficiente a lo que es el principio de la economia (la productividad). El día en que en España todos pensemos en la eficacia y la productividad será el punto de inflexion para que el pais empiece a igualarse con el resto de Europa.

00 Más comentarios del lector Responder

Ernest 12/04/2011 10:04:39

Aunque me parece novedoso lo de desmontar y montar los hoteles, no entiendo los comparativos de la modernidad y tecnología que nos dice el Sr. Menendez. El primer mobil existe desde hace 25 años, y ni que mencionar el fax... En cuanto a que se comparan con hoteles de la cadena Yotel, no se si conocen la cadena Accord, con sus marcas Formule1, Etap, o los conocidos moteles por horas...Espero y deseo que el nuevo proyecto sea un éxito, pero creo que se han dejado mucho por el camino en el estudio de viabilidad.

00 Más comentarios del lector Responder

k4rib12/04/2011 11:04:39

Lo que pasa Fernando es que un país de desempleados no se puede igualar ni con Somalia.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.