“Cuidar los detalles es la diferencia”, indica su presidente Adolfo Maté

La agencia independiente puede competir añadiendo valor a un precio competitivo, dice FETAVE

Pese a los efectos de la crisis y el pesimismo que abunda en el sector de las pequeñas y medianas agencias de viajes, ya voces que apuntan la pyme de viajes tiene futuro si se cumplen una serie de premisas. El presidente de FETAVE, Adolfo Maté, indica que “hay que partir de un precio competitivo, y a partir de ahí se inicia el juego y el aporte de elementos diferenciadores sobre las grandes redes y online”.

En contra de los que a veces auguran algunos autodenominados expertos, el agente de viajes no tiene los días contados. Es cierto que en el mercado español sobraban unas miles de agencias, más de 4.000 ya han cerrado y todavía lo harán unas cuantas más, pero son muchos en el sector los que consideran que esta reestructuración que la crisis ha hecho traumática, era necesaria.

Ahora el reto las agencias independientes es conseguir competir con éxito con las grandes redes y las agencias online. “Para nosotros, las pequeñas y medianas agencias, gran red u online es lo mismo. Una nos quita clientela con su marca, la otra desde casa”, indica a este diario el presidente de FETAVE, Adolfo Maté.  

Para Maté la clave es “partir de un precio competitivo, que no tiene que ser el mejor precio, pero tiene poder defenderse. Consiguiéndolo nos aseguramos entrar en el mercado. Y, a partir de ahí lo que nos toca es dar ese valor añadido que marca la diferencia. Un servicio personalizado y próximo que no pueden dar las grandes redes ni las online”. 

Buenos condiciones de de contratación

Para lograr ese precio competitivo y unas condiciones de contratación, el presidente de FETAVE apunta a los grupos de gestión, como alternativas para las pymes de viajes. “Tenemos que estar ahí, y que hagan su trabajo que para eso les pagamos”. Si bien añade que “también a nivel individual se puede complementar con unos buenos contactos con los proveedores, que se consiguen con años de experiencia”.

No obstante, Maté insiste en la calidad de servicio como el elemento más diferenciador. “Si además de ofrecerle un precio aceptable al cliente, le demuestro que cambiando el hotel o la aerolínea, puede mejorar el viaje, me lo gano. En definitiva, nos tenemos que ganar al cliente cuidando los detalles. Esta da más trabajo, pero es nuestra ventaja”.

Adolfo Maté pone un ejemplo: “Una pareja de novios hizo este verano una reserva a Moscú través de una agencia online. Estaban encantados por el buen precio del hotel y del avión, pero cuando tenían todo pagado y a punto de salir, se enteraron de que necesitaban visado, eso no se lo había dicho la online. Se lo tuvimos que arreglar a toda prisa. Un poco más tarde y pierden el dinero del avión, al no ser tarifa reembolsable, más la penalización del hotel”.    

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.