Tras una larga batalla en los tribunales

Un piloto gana un juicio a Lufthansa y no tendrá que llevar gorra

Tras una larga batalla judicial de cinco años, un piloto de Lufthansa ha conseguido que la aerolínea alemana no le obligue a llevar la gorra oficial del uniforme mientras trabaja, alegando discriminación puesto que a las mujeres pilotos de la compañía no se les hace la misma exigencia.

El litigio comenzó en el año 2009, después de que el tripulante decidiera ir sin la gorra del uniforme que los pilotos son obligados a llevar en las instalaciones públicas y Lufthansa lo retirara del vuelo a Nueva York que tenía programado.

El piloto demandó entonces a la empresa y ganó el primer juicio en 2011, pero Lufthansa apeló la sentencia y ganó el segundo en 2012, aludiendo a la tradición y argumentando que obligar a las mujeres a llevar gorra suponía ciertas dificultades, ya que no siempre podían utilizarla con todos los peinados.

Un piloto gana un juicio a Lufthansa y no tendrá que llevar gorraUn piloto gana un juicio a Lufthansa y no tendrá que llevar gorra

Tras nuevas apelaciones, el Tribunal Federal Laboral, última instancia en esta materia, rechazó finalmente los argumentos que había esgrimido en su defensa la aerolínea alemana y dio la razón al demandante, considerando que no hay motivo para discriminar en el uniforme a hombres y mujeres pilotos.

Por su parte, el piloto demandante, que trabaja desde el 2006 para Lufthansa, se había basado en la ley general de igualdad de trato alemana y argumentó que se sentía "perjudicado por razón de género".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.