Diario 5402 16.10.2018 | 01:28
Hosteltur: Noticias de turismo
ASETUR y los propietarios de El Jiniebro y Lunacandeleda analizan las debilidades del sector

El turismo rural se enfrenta a una temporada incierta

La ausencia de puentes en este trimestre del año no debilita las escapadas de fin de semana 8 octubre, 2014

El otoño-invierno se presenta con incertidumbre para el turismo rural, una temporada en la que, como apunta Luis Blázquez, gestor y anfitrión de los alojamientos rurales Lunacandeleda, en la Sierra de Gredos, “vamos a depender mucho de las reservas de última hora, sin perder de vista el aumento de las realizadas a través de las OTA y los clientes fidelizados”. Sin embargo para Inocencia Rey Freixo, propietaria de Turismo Rural El Jiniebro, en Valencia de Alcántara (Cáceres), la temporada se plantea “mal, sin puentes y con un aumento de plazas superior al incremento de la demanda”.

Por ello Blázquez insiste en la importancia de “planificar y desarrollar actividades en el destino para estos meses duros del año”. Precisamente el presidente de ASETUR (Asociación Española de Turismo Rural), Jesús Marco, destaca que “las actividades variadas de esta época tienen un gran atractivo para quienes se mueven en circuitos de cercanía los fines de semana o puentes otoñales: senderismo, ornitología, micología, gastronomía de estación son, entre otros, algunos de los atractivos que ofrece el turismo rural”.

La ausencia de puentes este trimestre puede que no resulte tan negativa como era de esperar aunque, en palabras de Marco, “indudablemente el tener puentes favorece el movimiento turístico”. Y es que los viajeros pueden sustituirlos por dos escapadas de fin de semana. No en vano, añade el presidente de ASETUR, “hemos observado que últimamente los clientes tienden a recortar los días de estancia en los puentes y vacaciones; al final algunos se quedan en un fin de semana”.

Desde la oferta legal de turismo rural dan la bienvenida a 'todos los portales y alternativas alojativas, pero con normativas iguales para todos”. #shu#Desde la oferta legal de turismo rural dan la bienvenida a "todos los portales y alternativas alojativas, pero con normativas iguales para todos”. Imagen Shutterstock

En ello coincide con Inocencia Rey, quien afirma que “los puentes no son lo que eran y todos nos estamos adaptando a menos días de ocupación por periodo festivo”. Incluso Luis Blázquez le ve el lado positivo porque así “se rompe esa dependencia tan grande que teníamos de esos festivos y nos centramos en la ocupación de los fines de semana, que ya estaría bien si lo conseguimos. En los años que hay puentes, en muchas ocasiones se trabajaba bien ese fin de semana pero si te descuidabas podías trabajar mal el fin de semana anterior y el posterior; todo es muy relativo”.

Demanda internacional

Los tres expertos consultados coinciden en señalar que la demanda internacional sigue siendo una de las asignaturas pendientes del sector. En este sentido Marco señala que “hace tiempo que el sector demanda una promoción exterior importante, desde Turespaña se nos ofreció esta promoción a Asetur como históricamente demandaba, así como una clasificación única para toda España" (ver 'El turismo rural se homogeneiza bajo estrellas verdes en todas las comunidades menos Cataluña', publicado por HOSTELTUR noticias de turismo). "Pero de momento las soluciones van despacio y los resultados al mismo ritmo. El turismo rural se posiciona para ese momento de crecimiento con formación en nuevas tecnologías, idiomas y sobre todo en comercialización (Asetur dispone de una central de reservas)”.

“Ése es el futuro”, explica la propietaria de El Jiniebro, “y ya se empieza a notar, aunque las administraciones tienen que mejorar muchas cosas (infraestructuras, señalizaciones, patrimonio), pero es el futuro y espléndido además. Los alojamientos también tendrán que adaptarse a ese tipo de cliente, que tiene mucha experiencia en viajes; hay que conocer cómo viajan y qué piden. Este año en julio el 70% de mis clientes era de procedencia internacional”.

Sin embargo, el gestor de Lunacandeleda reconoce que “como lo estamos planteando, de forma individualista, es muy difícil acceder a ese nicho de mercado. A lo mejor éste es el año en el que algún portal de turismo termina por apostar por nuestro sector y se decide a atraer clientes a nuestros alojamientos. Si esto no sucede en breve ya se encargará alguna OTA de hacerlo o intentarlo; oportunidad perdida para los estos portales".

Recuperación de precios y rentabilidad

El presidente de ASETUR admite que “en turismo rural no puede haber recuperación, ya que por su política de precios ha sido históricamente un sector económico con unos índices de precios modificados sólo por el IPC, gastos en electricidad, calefacción, Seguridad Social, gastos corrientes, etc. Es un sector muy castigado por una oferta alegal cobijada bajo el paraguas del turismo rural y promocionada en portales con pocos escrúpulos. Todo ello hace que el sector no vea el momento de incrementar sus tarifas y continúe con la misma política económica que hasta ahora”.

Inocencia Rey también cree que “el mercado no permitirá en mucho tiempo la recuperación de los precios. No mientras sigamos aumentando oferta a mayor ritmo que la demanda y las encuestas nos digan que el 83% de los viajeros selecciona por precio”.

No obstante Luis Blázquez subraya que “lo de los precios es muy relativo; cada empresa de turismo rural ha llevado su política en este ámbito. En nuestro caso hemos mantenido la misma línea, por lo que no los hemos tenido que bajar y en el futuro seguiremos aplicando unas tarifas acordes con la calidad y los servicios que ofrecemos. Es cierto que en el sector ha habido bajadas enormes; ahora no sé si tendrán capacidad de subirlos. No lo creo, ya que el sector sigue con sobreoferta y han basado su guerra sólo en precio, por lo que es difícil salir de ese círculo”.

P2P

El P2P, según Inocencia Rey, “no es un fenómeno que tenga que afectar ni perjudicar al turismo rural. Todo lo contrario: son plataformas con un marketing potente y capacidad para llegar a un cliente global; eso es bueno. El problema, el único a mi juicio, es la oferta ilegal que bien adornada compite con nosotros y nos deja en total indefensión. La competencia nos ayuda a mejorar, pero cuando las reglas del juego son desiguales perdemos siempre los legales”.

Y es que, prosigue, “es increíble que las normativas sean cada vez más exigentes para los alojamientos regulados (50 normas distintas y 17 normativas autonómicas: piscinas, incendios, manipulación de alimentos, control de plagas, fichas policiales, personal asegurado, riesgos laborales, autónomos, hoja de reclamaciones, ficha de entradas, luces de emergencia, habitaciones con determinado tamaño, etc.), y las P2P puedan ofertar sin ningún control. ¿Dónde está la protección al consumidor? ¿Quién me protege a mí como contribuyente de esa oferta ilegal? El rechazo no es por la fórmula, es por la economía sumergida que todos debemos rechazar”.

Luis Blázquez también indica que “cuando no se compite en las mismas condiciones, no es justo. Por supuesto que está afectando de forma negativa a todos los alojamientos que estamos reglados y nos regimos por unas normativas”. Él propone “una normativa común para todos y a competir en las mismas condiciones; ahora estamos en clara desventaja. Bienvenidos todos los portales y alternativas alojativas, pero con normativas iguales para todos”.

Finalmente Jesús Marco muestra su preocupación por “la falta de credibilidad que supone para el sector turístico esta práctica: el problema es que las personas que eligen este tipo de acogida, cuando vuelven a su punto de origen no deberían hablar del turismo del destino escogido: han estado en un sitio sin profesionalidad, sin seguros, sin garantías sanitarias y generalmente sin una información fidedigna del lugar que han visitado”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.