Los coches de alquiler que usen el nuevo polígono deberán matricularse en Ciutat

Todas las empresas de vehículos de alquiler que quieran instalarse en el futuro polígono de servicios que se habilitará en las inmediaciones del aeropuerto de Son Sant Joan deberán matricular sus coches en Palma, según afirmó ayer el teniente de alcalde de Urbanismo y coordinador municipal, Javier Rodrigo de Santos.

Todas las empresas de vehículos de alquiler que quieran instalarse en el futuro polígono de servicios que se habilitará en las inmediaciones del aeropuerto de Son Sant Joan deberán matricular sus coches en Palma, según afirmó ayer el teniente de alcalde de Urbanismo y coordinador municipal, Javier Rodrigo de Santos. De Santos aseguró que, pese a la carta remitida por la patronal mayoritaria del sector, Aevab, el pasado día 20 en el sentido de que no permitiría que se recalificaran terrenos rústicos ya ocupados por empresas que los han estado utilizando ilegalmente, las negociaciones "van por buen camino". En este sentido indicó que, con el fin de evitar la posible especulación de los terrenos, el Ayuntamiento está dispuesto a adquirirlos y posteriormente repercutir su coste a las empresas que se quieran instalar. El teniente de alcalde recordó asimismo: "Desde un principio, dijimos que estos terrenos son rústicos y que, en cualquier caso, deberán venderse a precio de suelo rústico". En relación a la obligación de que todos los coches se matriculen en la ciudad, De Santos dijo que se trata de una medida "en justa compensación por la implicación de Cort en la resolución de un problema que afecta al sector". Insistió en que "ni el Ayuntamiento ni los ciudadanos ganamos ni perdemos nada intentando poner de acuerdo a las partes enfrentadas, por lo que, en justa correspondencia, los coches deben pagar sus impuesto en la ciudad, en lugar de en Madrid", como hacen en estos momentos varias de las empresas con flotas importantes que, además, coinciden con las que ocupan suelo rústico de forma ilegal. El teniente de alcalde afirmó asimismo que espera llegar a un acuerdo "en breve" y que el próximo verano los coches puedan estar ubicados en uno o dos polígonos de servicios situados junto a Son Sant Joan. En el caso de que haya acuerdo entre las partes, se procederá a iniciar la tramitación por parte del Consell de Mallorca de una modificación de usos en suelo rústico en una superficie de unos 200.000 metros cuadrados, que permita el aparcamiento de la flota, previo acondicionamiento de los terrenos afectados. En este caso, todas las empresas del sector tendrán derecho a utilizar las instalaciones previa participación en los gastos. En el caso de que no haya acuerdo, De Santos apuntó la posibilidad de que se permitan dos ubicaciones distintas: la solicitada por las ocho empresas asociadas a Transcar en Son Fangos y otra a determinar auspiciada por la patronal Aevab, pese a que desde esta asociación se insiste en que los coches se pueden ubicar en los polígonos industriales existentes o en los que están en fase de construcción. En cualquier caso, Rodrigo de Santos afirmó: "El próximo verano no permitiremos que haya ningún coche de alquiler ocupando suelo rústico". Chatarrerías en Son Reus. Por otra parte, el teniente de alcalde también informó de que por parte de su departamento se han iniciado conversaciones con el Consell de Mallorca, con el fin de ubicar un polígono de chatarrerías en Son Reus. La ubicación de estas instalaciones también constituye uno de los problemas urbanísticos irresueltos, puesto que no pueden instalarse ni en suelo rústico ni en ningún polígono industrial. De hecho, las existentes, todas ellas ilegales, han provocado en los últimos años numerosas denuncias vecinales. (Josep Capó/ El Diario de Mallorca/ 30-10-03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.