Infraestructura turística pionera en la Costa del Sol

El Palacio de Congresos de Torremolinos cumple 40 años

Su director reivindica la continuidad del centro y pide que se modernice

Esta semana se han cumplido 40 años de la inauguración del Palacio de Congresos de Torremolinos, un pionero del turismo en España concebido por unos promotores  que compraron a finales de los años 1960 los terrenos para esta infraestructura con la idea de captar turistas de más poder adquisitivo.

Una mesa redonda celebrada en el Palacio de Congresos de Torremolinos (foto de archivo).Una mesa redonda celebrada en el Palacio de Congresos de Torremolinos (foto de archivo).

El Palacio marcó en su momento un hito al permitir organizar grandes congresos porque disponía, y aún dispone, de una sala principal con capacidad para novecientas personas.

Aquellos promotores, aglutinados en una organización sin ánimo de lucro, pusieron "la primera semilla del pensamiento turístico" de la Costa del Sol, de la misma forma que años después se apostó por los campos de golf "para elevar el nivel económico" de los turistas, ha dicho a Efe el director del Palacio de Congresos de Torremolinos, Luis Callejón.

Los promotores compraron 70.000 metros cuadrados y pidieron un crédito oficial para construir el Palacio -diseñado por los arquitectos Rafael de la Hoz y Gerardo Olivares-, cuyo proyecto fue visado por el Ministerio de Información y Turismo. Con los años el inmueble quedó en manos del banco y posteriormente de Patrimonio del Estado.

El director del Palacio de Congresos reivindica su continuidad porque a estas instalaciones "se llega desde cualquier provincia andaluza sin pasar un semáforo" y la finalidad para la que fue creado sigue vigente.

Vista parcial del vestíbulo del Palacio de Congresos de Torremolinos.Vista parcial del vestíbulo del Palacio de Congresos de Torremolinos.

Ampliar capacidad

En este sentido, ha reclamado al propietario, Turespaña, que acometa obras de modernización para que el Palacio -que gestiona en régimen de concesión el Ayuntamiento de Torremolinos- siga siendo competitivo, como la remodelación de la sala principal, de dieciocho metros de altura, lo que permitiría ampliar su capacidad hasta las 2.500 personas.

En la costa malagueña no hay ninguna instalación con una sala de estas características, pero los hoteles que se construyen ya disponen de salones con aforo para quinientas personas, ha explicado.

En este sentido, ha dicho que "tiene más sentido ampliar un aeropuerto y adaptarlo, como el de Málaga, que construir otro pequeño", y ha lamentado que no se reforme el edificio por cuestiones políticas.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.