Diario 5406 20.10.2018 | 00:45
Hosteltur: Noticias de turismo
La salida es inminente, aunque el proceso se alargará hasta finales de año

Occidental Hoteles sale de Cuba

Todo apunta a que los propietarios de los hoteles, Gaviota y Gran Caribe, se quedarán con su gestión 29 octubre, 2014

Occidental Hotels & Resorts ha cedido a la presión de los fondos estadounidenses que apoyan la candidatura de Barceló Hotels & Resorts en el proceso de venta de la cadena, que dura ya dos años, y ha tomado la decisión de salir de Cuba dejando sus hoteles Occidental Miramar y Montehabana en la capital, así como sus resorts Allegro Varadero y Allegro Club Cayo Guillermo. La salida es inminente, aunque el proceso se alargará hasta finales de año, según ha podido saber HOSTELTUR de fuentes del sector en Cuba.

Sus propietarios, Gaviota y el Grupo Gran Caribe, serán los que probablemente se queden con su gestión, que según todos los indicios descartan así la posibilidad de traspasarla a otro grupo hotelero, y eso que hay cadenas españolas interesadas.

La decisión, que en el escrito enviado a los turoperadores con los que Occidental mantenía acuerdos se especifica que ha sido adoptada por la empresa por incompatibilidad con el proceso en el que se encuentra involucrada, no repercutirá en los contratos con estos operadores, firmados por la cadena en su momento en representación del propietario, como ocurre con este tipo de acuerdos que se suscriben en Cuba.

Aunque esta decisión pudiera hacer creer que el acuerdo con Barceló está cerca, los expertos consultados afirman que “como la presencia de la cadena en Cuba estaba generando un problema y los hoteles no eran en propiedad, era de fácil solución, pero no quiere decir que la venta de la compañía esté próxima”. Además, los mexicanos del Grupo Posadas siguen interesados, por lo que Barceló y Posadas continúan siendo finalistas en el proceso de venta de Occidental, como publicó HOSTELTUR noticias de turismo a principios del verano.

El Allegro Club Cayo Guillermo fue el último hotel que la cadena incorporó en Cuba, el pasado mes de enero.El Allegro Club Cayo Guillermo fue el último hotel que la cadena incorporó en Cuba, el pasado mes de enero.

El quid de la cuestión sigue siendo el precio que BBVA y Amancio Ortega piden por su participación en la empresa, que está valorada en 600 millones de dólares (435 millones de euros), 10 veces su Ebitda. (Ver: ‘Occidental: el criterio económico será el que más pese en la elección de comprador’). A ese valor hay que sumar la inversión necesaria en la reforma de algunos de sus activos.

El proceso dura ya dos años y esta incertidumbre está haciendo mella en los equipos. Además de los cuatro hoteles que deja de operar, la cadena estaba estudiando opciones para seguir creciendo en la isla.

Barceló, que hace unos meses estaba más cerca de hacerse con Occidental Hotels & Resorts, ya ha confirmado que busca inversores para reducir al máximo la propiedad, por lo que un posible crecimiento en Cuba sin comprometer inversión, que correría a cargo del fondo, y ocupándose sólo de la gestión hotelera, se ajustaría a su estrategia de desarrollo. La cadena ya cuenta con dos establecimientos en Varadero. Además la semana pasada anunció que lanzará una emisión de pagarés de hasta 50 millones de euros como fuente alternativa de financiación.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.