Diario 5329 22.07.2018 | 03:34
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros barceloneses cierran un año complicado y advierten de peligros futuros

4 diciembre, 2003
Recién reelegido como presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos entró a analizar el año resaltando el descenso generalizado de ocupaciones y de ingresos, y las esperanzas del sector ante el vecino 2004. Los datos de la patronal hotelera reflejan una caída de más de dos puntos y medio en la ocupación, situándose en una media del 74,3%. Todos los meses del año han estado por debajo de los registros de 2002, excepto enero. El sector pagó muy cara la factura de la guerra de Irak con ocupaciones un 7% más bajas que las de antaño durante marzo y abril.
Recién reelegido como presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos entró a analizar el año resaltando el descenso generalizado de ocupaciones y de ingresos, y las esperanzas del sector ante el vecino 2004. Los datos de la patronal hotelera reflejan una caída de más de dos puntos y medio en la ocupación, situándose en una media del 74,3%. Todos los meses del año han estado por debajo de los registros de 2002, excepto enero. El sector pagó muy cara la factura de la guerra de Irak con ocupaciones un 7% más bajas que las de antaño durante marzo y abril.En el capítulo de ingresos éstos también se vieron afectados por una situación que evidencia un precio medio menor en un 4,4% respecto a 2002. Estos datos que pudieran parecer malos en una primera impresión, no lo son de todo para Jordi Clos quien recordó que Barcelona ha aumentado su planta hotelera en una 55% durante los últimos cuatro años. Sobre las aperturas pendientes, Clos precisó que "no solicitaremos una moratoria en las nuevas aperturas puesto que creemos en el libre mercado". El presidente de la patronal recordó que para mantener estos niveles de ocupación la ciudad debe atraer casi once millones de turistas en los próximos dos años, dos más de lo que vienen en la actualidad. Clos se felicitó del aumento de promoción de Barcelona, de la llegada del Forum, un evento que sólo en participantes asegura 30.000 pernoctaciones, y de la entrada en funcionamiento del Centro Internacional de Convenciones de Barcelona (CCIB), "una herramienta muy potente que nos asegura entrar en el mercado de los grandes congresos" afirmó. Entre los puntos negativos rechazó la entrada en funcionamiento de cualquier tipo de tasa de pernoctación. También aludió las ventas ambulantes conocidas popularmente como el "top manta", la falta de seguridad y mejor limpieza y la entrada en funcionamiento de las nuevas infraestructuras, Ave y aeropuerto, y recordó sutilmente la no obtención de la Copa de América por parte de Barcelona. (Iván Vega/HOSTELTUR/Barcelona)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.