Diario 5432 19.11.2018 | 16:21
Hosteltur: Noticias de turismo
La nueva Ley de Propiedad Intelectual ha acabado ya con la fijación unilateral de precios

Meliá vence a EGEDA sobre el uso de material audiovisual en las habitaciones

14 noviembre, 2014

El Juzgado de lo Mercantil nº 2 de Palma de Mallorca ha rechazado la demanda presentada por EGEDA contra Meliá Hotels International mediante una sentencia, de 5 de noviembre de 2014, en la que declara que la entidad de gestión de los productores audiovisuales ha actuado con abuso de derecho. La sentencia no es firme y contra ella cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

El conflicto ahora resuelto por el Juzgado de lo Mercantil tiene su origen en la cantidad que EGEDA exige por el uso de su repertorio en las televisiones instaladas en las habitaciones de los hoteles. Mientas que Meliá considera que las tarifas de EGEDA son abusivas, desproporcionadas e inequitativas, la entidad de gestión entiende que sus precios se ajustan a las previsiones de la Ley de Propiedad Intelectual. Ambas partes mantuvieron unas negociaciones sobre el precio a pagar que finalizaron sin acuerdo, siendo entonces cuando EGEDA decidió presentar una demanda contra la cadena de hoteles en la que, sin embargo, no reclamaba el pago de cantidad alguna sino el precinto de los aparatos de televisión, impidiendo, de ese modo, cualquier examen por parte del Juzgado de la equidad del precio.

La sentencia que ahora se ha dado a conocer desestima íntegramente la pretensión de EGEDA por abuso de derecho, indica la cadena, apoyándose para ello en la jurisprudencia del Tribunal Supremo que estableció los criterios que se deben tener en cuenta para la fijación del precio que aplican las entidades de gestión.

Habitación del Sol Beach House Menorca. Habitación del Sol Beach House Menorca.

Precisamente, la forma de establecer las tarifas de las entidades de gestión es uno de los temas que ha sido objeto de la reciente modificación de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 4 de noviembre, con el fin de dotar de mayor transparencia y flexibilidad al sistema y, de ese modo, evitar lo que en ocasiones ha sido calificado como abuso de la posición de monopolio de las entidades de gestión.

HOSTELTUR noticias de turismo informó de esta modificación legal en La nueva Ley de Propiedad Intelectual acaba con la fijación unilateral de precios. Con su aprobación, el sector hotelero español manifestó su satisfacción por una reforma que venía siendo solicitada por los empresarios desde hace más de 15 años, según indicaron desde CEHAT (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos). En palabras de su presidente, Joan Molas, “acaba con la fijación unilateral de los precios y con los excesos de algunas entidades de gestión que hemos tenido que padecer durante décadas”.

El caso es que la justicia está dando la razón a los hoteleros en este sentido. Como informó Expo Hotels vence en un litigio contra EGEDA, el Juzgado de lo Mercantil Nº 2 de Barcelona ha desestimado la demanda presentada por EGEDA en la que perseguía el precinto de los aparatos de televisión instalados en las habitaciones del Gran Hotel Princesa Sofía, Expo Hotel Barcelona, Gran Hotel Torre de Catalunya de Barcelona y de Expo Hotel en Valencia, todos del grupo Expo Hotels&Resorts.

Anteriormente, como recogió este diario en Competencia multa a EGEDA por abusos en las tarifas para los hoteles, en 2012, más de dos años después de que en 2009 CEHAT denunciara a EGEDA, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) multó a dicha entidad de gestión de derechos considerando que ha establecido tarifas abusivas a los establecimientos hoteleros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
No siendo jurista, mi comentario, sobre éste asunto, puede ser de poco interés, pero el problema es, que como Director de Hotel, nunca he entendido muy bien el fondo de este problema, ni como los gabinetes jurídicos de hoteles independientes, cadenas y asociaciones empresariales hoteleras enfocan este asunto, para estar tan sometidos a las abusivas condiciones de las entidades de gestión, y me explico: En determinadas categorías de establecimientos hoteleros, es obligatorio tener aparato de televisión en la habitación, por otra parte diferentes sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, consideran lugares que constituyen morada o domicilio, supuestos entre los que aparecen: • La habitación de un hotel o una pensión, si se usan como lugar destinado a la habitación de una persona en la que se satisfacen las condiciones de vida íntima del hogar familiar, y no para otro tipo de actividades de carácter profesional. • Una cueva, un coche-caravana, un remolque o una roulotte, los coches-cama del ferrocarril. • Los camarotes de los barcos, como lugares independientes en los que pasajeros o tripulantes se independizan de los demás. Considero que no es necesario buscar más situaciones en las que nuestros máximos órganos jurídicos, consideran domicilio o morada de cualquier español o extranjero residente en España, y es partiendo de esa situación, que no pueda entender, que no se haya podido defender mejor el asunto que se trata en este artículo, cuando de forma personal, y sin necesidad de abogado ni procurador, ante una situación de intento de precintarme las televisiones de un hotel que gestionaba en los inicios de los años ochenta, al no acceder a pagar una subida de un quinientos por ciento, que pretendía cobrarme la Sociedad General de Autores, sobre lo que venía pagando por un contrato de mucha antigüedad, acudí personalmente al juez instructor con el siguiente argumento: Si la habitación de un hotel, está considerada como el domicilio de la persona que la ocupa, y esta persona no tiene que pagar a la entidad gestora de derechos de autor, cantidad alguna por ver la televisión en su domicilio, derechos que en todo caso, estarán pagando las empresas emisoras, porque va a tener que pagarlos por hospedarse en un hotel, cuando es posible que ni siquiera encienda la televisión, y por otra parte al hotel, la administración turística, le obliga a tener un aparato de televisión instalado en la habitación de ese cliente. El resultado de aquel argumento, fue que el juez anulo de forma inmediata la orden del precintado de los televisores, y la SGAE no volvió a molestarme, ni siquiera volvió a pasarme los recibos de la pequeña cifra que había venido pagando hasta entonces, ¿Comprendéis porque no puedo entender que transcurrido más de treinta años, se siga sin solución de este problema, en la actualidad más agudizado por la existencia de más entes gestores de los derechos de autor que entonces?

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.