Diario 5326 19.07.2018 | 00:41
Hosteltur: Noticias de turismo

Los fundadores de Spanair entrarán en SAS

11 diciembre, 2003
Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, propietarios del grupo turístico Marsans y fundadores de la aerolínea española Spanair, anunciaron ayer que durante el próximo mes de enero tomarán una participación 'importante' en el accionariado de Scandinavian Airlines System (SAS). El anuncio se produce dos semanas después de que los propios Pascual y Díaz vendieran al grupo aéreo escandinavo SAS un 21% adicional de la parte que aún tenían en Spanair, la compañía que ambos fundaron hace 16 años.
Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, propietarios del grupo turístico Marsans y fundadores de la aerolínea española Spanair, anunciaron ayer que durante el próximo mes de enero tomarán una participación 'importante' en el accionariado de Scandinavian Airlines System (SAS). El anuncio se produce dos semanas después de que los propios Pascual y Díaz vendieran al grupo aéreo escandinavo SAS un 21% adicional de la parte que aún tenían en Spanair, la compañía que ambos fundaron hace 16 años. Spanair se ha convertido en el segundo grupo aéreo español, tras Iberia, al transportar durante este año 2003 un total de 8,2 millones de pasajeros. Tras el último intercambio accionarial, SAS controla el 95% de la empresa, y Teinver, la empresa instrumental de Pascual y Díaz, el 5% restante. La cuantía de la inversión que los dos empresarios españoles piensan hacer en SAS, así como la participación prevista no fueron reveladas. Sin embargo, Pascual sugirió en su comparecencia de ayer que la inversión les permitirá conseguir un consejero en el órgano de dirección de la aerolínea escandinava. La compra se efectuará a través de Teinver. Con este holding, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz controlan más de 70 compañías, entre las que destacan la red de agencias de viajes Marsans, la compañía de bandera Aerolíneas Argentinas, Air Plus Comet, Tiempo Libre Mundicolor y Pullmantur. El capital de SAS está repartido al 50% entre inversores públicos y privados. La parte en manos privadas cotiza en las Bolsas de Copenhague, Oslo y Estocolmo. El mayor accionista del grupo es el Estado sueco, con un 21,4%, mientras que los Estados de Dinamarca y Noruega controlan el 14,3% cada uno. La fundación Wallenberg es el mayor accionista privado, con un 8% del capital. Tanto Gonzalo Pascual como el vicepresidente de SAS, Gunnar Reitan, presente en la rueda de prensa, quisieron dejar claro el compromiso de permanencia futura de ambas partes en el capital de Spanair. En este sentido, Reitan aseguró que 'Spanair no está en venta' y que en ningún caso el grupo escandinavo ha mantenido contacto alguno con Iberia para la venta de la aerolínea. Con ello ambos directivos quisieron salir al paso de las afirmaciones realizadas recientemente por directivos de Iberia. Su presidente y consejero delegado, en una reunión con las centrales sindicales de la compañía, aseguraron que la compañía de bandera estaba dispuesta a comprar Spanair en caso de que se confirmara que SAS estaba dispuesta a ponerla en venta. Pascual, por su parte, señaló que el compromiso de permanencia de los fundadores de Spanair en dicha compañía era firme, 'tal como lo demuestra la posición accionarial que vamos a tomar en SAS'. Por su parte, el vicepresidente de SAS, Gunnar Reitan, afirmó que 'en este momento no es posible plantear siquiera la venta a Lufthansa de una parte de Spanair'. Gonzalo Pascual se mostró ayer beligerante al abordar el tema del contencioso que enfrenta a Iberia con su grupo y con AENA con motivo del reparto de espacios en la nueva terminal del aeropuerto de Madrid. 'Iberia quiere mantener un monopolio en las nuevas instalaciones de Barajas que se han hecho con el dinero de todas las compañías aéreas; y a eso nos oponemos', aseguró el presidente de Spanair.Pascual aseguró que desde 1999 existe un dictamen de los técnicos de AENA en el que 'ya se rechazaba la pretensión de Iberia de controlar en exclusiva las nuevas instalaciones del aeropuerto'.Explicó que su aerolínea 'mantiene en fase de decisión' el proyecto de volver a operar rutas de larga distancia con Latinoamérica y se comprometió a que estos nuevos destinos transoceánicos se vuelen desde los aeropuertos de Madrid y Barcelona.Con esta afirmación el ejecutivo quiso ayer desmentir la acusación de Iberia, que asegura que Spanair pretende desviar los tráficos de conexión desde Barajas a los principales aeropuertos de Centroeuropa. (A.R.A., diario Cinco Días, 11/12/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.