Un Análisis de José Manuel de la Rosa

Grupos de gestión: de la concentración al sálvese quien pueda

La baja en Ceus del grupo Europa Viajes se ha venido a sumar a otros movimientos entre los grupos de gestión de agencias de viajes, que han visto como en unos pocos años se ha pasado de la tendencia a la concentración al actual proceso de cierres, fusiones y abandonos de alianzas.

Los agentes de viajes que lleven en el sector un par de décadas recordarán la pujanza con la que nació un tipo de ‘entidad’, cuyo objetivo principal era la suma de agencias para lograr un mayor poder de compra de cara a obtener mejores condiciones de los proveedores; eran los incipientes grupos de gestión.

Aparecieron como un experimento avanzada la década de los 90, y a comienzos del siglo XXI ya eran más de 20 los grupos de gestión que se disputaban las agencias en el mercado español. Nació como un fenómeno de objetivo comercial y complementario al de las asociaciones empresariales. Unas asociaciones, por cierto, que aprendieron a sangre y fuego que tenían prohibida la negociación con proveedores, como demostró la sanción millonaria de Competencia, y que a la postre hizo desaparecer a FEAAV y AEDAVE, cuyos integrantes se refundaron poco después como la actual CEAV.

Pero volvamos a los grupos de gestión. El éxito de su modelo convenció a la inmensa mayoría de las agencias independientes de que era prioritario estar integrado en alguno de ellos si querían competir con las grades redes. La otra alternativa eran las franquicias. Ambos modelos han convivido y lo siguen haciendo. Incluso, se han dado casos en el pasado de franquicias integradas en grupos de gestión.

AGC y Ceus

Ese auge de los grupos de gestión llegó a tal extremo que los propios grupos se plantearon acuerdos para concentrar aún mayor poder de compra ante los proveedores. La primera iniciativa en ese sentido la apadrinó la asociación catalana UCAVE con el lanzamiento de la Asociación de Grupos Comerciales (Agrupa) coincidiendo con el cambio de siglo. Pero la falta de éxito de aquella iniciativa, pese a integrar a la práctica totalidad de grupos, dejó clara la incompatibilidad entre asociación empresarial y defensa de intereses comerciales.

Fue diez años después cuando nacieron casi simultáneamente dos grandes alianzas. A mediados de 2010 el grupo Airmet lanzó la alianza AGC, que integraba además a los grupos Ava, Avantours, Edenia y Over, lo que suponía una red total de 2.000 agencias que la situaba como la tercera fuerza de venta del mercado, en competencia con las redes verticales.

Cinco semanas después del nacimiento de AGC el grupo Star impulsaba la alianza comercial Ceus, integrada además por Cybas, Europa, Unida y Star. Sumaba 1.200 puntos de venta y alrededor de 2.000 millones de euros de facturación.

Ya anteriormente otros grupos de menor tamaño habían lanzado en 2008 la marca Viaxis, impulsada por Plantotur y Qualitas, y que llegó a contar con ocho grupos sumando más de 500 agencias.

Sede de la CNMC, Madrid.Sede de la CNMC, Madrid.

Dispersión y fusiones

Pero cuando todo apuntaba a una gran concentración (se hablaba incluso de posibles acuerdos entre AGC y Ceus) ocurrieron acontecimientos que cambiaron el entorno y los posibles planes. Por un lado, a finales de 2012 la CNMC abrió expediente sancionador a GEA y se preveía lo que ocurrió a continuación, con la apertura de expediente a otros nueve grupos a primeros de 2013.

La apertura de este expediente generó gran alarma entre los grupos, y lo que iba a ser concentración se convirtió en dispersión. Todavía no se sabía si la posible sanción sería hasta un 10% de la facturación del grupo como sociedad, o de la suma de sus agencias asociadas. Finalmente será sobre la facturación del grupo, dura pero asumible. Lo contrario hubiera supuesto la desaparición de estos por insolvencia (como ocurrió con AEDAVE y FEAAV).

A partir de ese expediente hubo cambios. Por un lado, Airmet salió de AGC, la alianza que impulsó, y que actualmente integra a Edenia, Avantours, Ava y Over. Por otro lado, y al margen del expediente de la CNMC, los efectos de la crisis también pusieron su aportación a los cambios. Fruto de ellos, Unida entró en concurso de acreedores y se integró en Star. Y Cybas, que estaba en Ceus, ha anunciado su integración en Airmet. De modo que Ceus ha dejado de ser una alianza de grupos, dado que sólo integra a Star.

De modo que, 20 años después de la aparición de los grupos, y habiendo estado a punto de producirse la concentración en dos grandes alianzas, la realidad actual es la convivencia de tres grandes grupos (GEA, Airmet y Star) con otros de menor tamaño, algunos de ellos apostando por un cambio de modelo. Mención aparte son los casos de Gebta España y Travel Advisors, que integran agencias especializadas en el MICE, o Avasa con agencias de tamaño medio, y que no se han visto salpicadas por el expediente de la CNMC.

Y es que, si bien el sentido del grupo de gestión como fórmula para concentrar fuerza de venta sigue vigente, parece que está cambiando el modelo, tendiendo de algo parecido a la asociación a una fórmula de empresa de servicios pura y dura.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.