Diario 5325 17.07.2018 | 13:57
Hosteltur: Noticias de turismo

EEUU exigirá agentes armados en vuelos de aerolíneas extranjeras

30 diciembre, 2003
Estados Unidos exigirá que las aerolíneas extranjeras incluyan agentes policiales armados en algunos vuelos como parte de su alerta contra posibles ataques terroristas, anunció ayer lunes el Departamento de Seguridad Nacional.
Estados Unidos exigirá que las aerolíneas extranjeras incluyan agentes policiales armados en algunos vuelos como parte de su alerta contra posibles ataques terroristas, anunció ayer lunes el Departamento de Seguridad Nacional. El Gobierno del presidente George W. Bush elevó la semana pasada su grado de alerta terrorista y el secretario de Seguridad Nacional, Tom Ridge, dijo que había información según la cual "los terroristas preparan ataques de magnitud similar o mayor" que los de septiembre de 2001. Desde que cuatro comandos terroristas estrellaron aviones con pasajeros en Nueva York, Virginia y Pensilvania hace más de dos años, el Gobierno de EEUU ha colocado agentes armados, llamados en inglés "air marshalls", en algunos vuelos nacionales. Estos vigilantes viajan vestidos de civil y mezclados con el resto de los pasajeros, y han recibido entrenamiento específico y portan armas como para hacer frente a terroristas que intenten tomar el control de la aeronave. Cada día hay unos 35.000 vuelos de aviones que llegan o parten de aeropuertos de Estados Unidos, y miles de ellos son internacionales y están a cargo de cientos de aerolíneas extranjeras. Ridge dijo que su ordenanza entra en vigor de inmediato y contribuirá a "aumentar la seguridad de los vuelos comerciales y de carga hacia, desde y sobre Estados Unidos". El miércoles y jueves de la semana pasada la aerolínea Air France canceló seis vuelos entre París y Los Ángeles, después de que las autoridades estadounidenses expresasen su preocupación a las francesas sobre supuestos planes terroristas. "Hemos pedido a las aerolíneas internacionales que tomen esta medida preventiva como parte de nuestro esfuerzo por dar seguridad a los viajes aéreos de los estadounidenses y de los visitantes", señaló Ridge. El portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Dennis Murphy, explicó que el requisito se aplicará "a vuelos específicos sobre la base de información específica" cuando ésta sea pertinente. "Avisaremos a la aerolínea que, a tenor de la información obtenida, requerimos que haya a bordo del avión un agente policial", señaló el funcionario. "La ordenanza estipula que a bordo del avión estén agentes armados del país al cual pertenece la aerolínea", agregó. Las aerolíneas extranjeras ya cooperan con las autoridades de Washington con la entrega anticipada de los listados de pasajeros que embarcan en sus aviones con destino a aeropuertos estadounidenses. Algunos países van incluso más allá, como en el caso del Reino Unido, que el pasado domingo, al informar las autoridades aeronáuticas británicas que habían acentuado sus medidas de seguridad en los vuelos trasatlánticos, sugirieron que podrían colocar agentes armados en algunos vuelos. En tal sentido, el Gobierno británico tiene previsto introducir a partir de esta semana agentes armados en vuelos comerciales transatlánticos, ante el aumento de la alerta de atentados en EEUU. Estos "policías del aire", procedentes del Ejército o cuerpos de policía especiales, se mezclarán con el pasaje vestidos de paisano y llevarán armas cortas, al estilo de los que hay en EEUU y Australia. Medida que no cuenta con el beneplácito de los pilotos ingleses. La Asociación Británica de Pilotos de Aerolíneas (BALPA) se opone al nuevo plan del Gobierno de que agentes armados viajen en algunos vuelos comerciales transatlánticos ante la amenaza terrorista en EEUU. "No queremos armas", dijo el secretario general de la Asociación, Jim McAuslan, quien advirtió de que algunos pilotos podrían negarse a volar en esas condiciones. Los pilotos británicos creen que la medida, que también ha suscitado la polémica en el Parlamento, puede ser contraproducente. "Estamos hartos de las iniciativas de seguridad", manifestó el presidente de la asociación, Mervyn Granshaw, quien opinó que las precauciones deberían tomarse en tierra. Pese a la oposición de los pilotos británicos, Estados Unidos se mantiene firme en sus pretensiones de situar personal armado en los aviones con destino a Estados Unidos. Al respecto, el portavoz Murphy indicó que, si no se obtuviese la cooperación de las aerolíneas extranjeras con algunos de los pedidos estadounidenses para la inclusión de vigilantes armados, podría prohibirse el uso de los aeropuertos de EEUU a los aviones de esas aerolíneas. (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.