España necesita 55 millones de turistas para mantener su oferta hotelera

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, dijo a EFE que "España tiene 1.400.000 camas y necesitamos a 55 millones de turistas", en referencia al actual exceso de oferta hotelera.

El secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, dijo a EFE que "España tiene 1.400.000 camas y necesitamos a 55 millones de turistas", en referencia al actual exceso de oferta hotelera. Estalella añadió que el incremento de la planta hotelera es del 4,5 por ciento y que los hoteleros tuvieron que bajar los precios un 3 por ciento de media "y en algunos casos hasta un 20 por ciento", cifras que no se reflejan en las estadísticas oficiales, que establecen una caída de los precios del 2,7 por ciento. El secretario general de la CEHAT añadió no querer discutir acerca de los datos oficiales, pero señaló que esta bajada es una percepción de los hoteleros de las zonas vacacionales, que suponen el 60 por ciento del total de los hoteles españoles. En opinión de Estalella actualmente existe un gran desfase entre la oferta y la demanda hoteleras, pero dijo "estar seguro" de que en el futuro ese desfase "se absorberá", porque en el sector se aprecia ya que la construcción de nueva planta se ha parado, aunque se siguen comprando hoteles ya construidos. En su opinión, este incremento se produce porque desde que una empresa decide construir un hotel hasta que abre el establecimiento suelen pasar de 3 a 4 años y "las decisiones de inversión se hicieron en 1999 y 2000, momentos de una gran bonanza económica para el sector turístico". "Cuando se han llevado a cabo todas esas aperturas el sector se ha encontrado con menos demanda por muchas razones, situación económica, guerra de Irak, SARS, etc.". Los hoteleros, además de una coyuntura internacional económica no positiva, se encontraron con una caída importante de las bolsas, "la sensación de que la gente tiene menos dinero y de que el cliente no puede pagar los precios". Por otra parte, desde la entrada del euro, los hoteleros han sufrido un incremento "importante" de los costes, del orden del 10 al 15 por ciento "más de lo que dicen las estadísticas oficiales" y por otro lado "el mercado exigía unas bajadas por el mismo valor". La consecuencia de todos esos factores ha sido que las rentabilidades no hayan sido positivas ni en 2003 ni en 2002 en su conjunto, añadió. "Nos vimos obligados a bajar los precios a pesar de que no queríamos bajarlos porque te ves obligado a disminuir la calidad de algunos servicios". Estalella señaló que esta situación "debe ser reconocida por el sector público, ya que ese esfuerzo por parte de las empresas no puede ser para siempre" y subrayó por último que las empresas deben ser rentables para mantener a sus empleados, para poder apostar por reformas, por innovación y por calidad para ser competitivas. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.