Un análisis de Vivi Hinojosa

El sector hotelero, en ebullición

Renovación de la oferta y diversificación de destinos, presentes en sus estrategias de expansión

Análisis/ Una semana después de haber concluido la primera cita del calendario de ferias turísticas del año, que no sólo sirve para el reencuentro de los que más saben de esto, sino sobre todo para pulsar el ambiente que se respira en el sector, el balance es más que positivo. Hacía años que no se percibía tanta alegría entre los empresarios y la industria hotelera no iba a ser menos; una industria que ha aprovechado estos años duros para soltar lastre y renovarse y ahora se encuentra más preparada que nunca para crecer, empujada por los vientos de la recuperación.

Fitur, como no podía ser de otra forma, es el momento elegido por las cadenas españolas, ya sean grandes, medianas o pequeñas, para hacer balance de situación y anunciar sus previsiones para el año entrante.

En todos los casos las estrategias de crecimiento presentan dos aspectos en común: la renovación de la oferta para adaptarla a lo que demanda un cliente con nuevos gustos y necesidades que es cada vez más exigente; y la diversificación de destinos con la vista puesta en Asia, donde aún cuentan con un reducida presencia pero que presenta un gran potencial de crecimiento.

Así, Meliá Hotels International ha salido reforzada de la crisis con más de 100 nuevos hoteles, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo. Prueba de ello es que este año abrirá un establecimiento cada tres semanas, según ha destacado su vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer.

Su estrategia de expansión se enfoca claramente hacia la internacionalización. No en vano el 99% de las habitaciones en proceso de apertura está fuera de España, y el 65% de ellas en mercados emergentes. Pero eso no significa que dejen de lado nuestro país, donde han invertido más de 450 millones de euros en reposicionamiento, de los que 105 millones se han destinado a Calviá Beach. El resultado es una oferta diversificada y equilibrada en categorías y productos.

El sector hotelero español se encuentra en plena expansión. #shu#El sector hotelero español se encuentra en plena expansión. Imagen Shutterstock

Por su parte NH Hotel Group dirige su expansión a Latinoamérica, donde al final de la década quiere contar con 100 establecimientos, casi el doble de los 57 y más de 10.000 habitaciones con los que está presente tras la compra de Hoteles Royal; y a China, gracias a la joint venture con el Grupo HNA. (Ver ‘NH prevé incrementar su Ebitda un 30% este año hasta los 158 millones de euros’).

Asimismo Riu Hotels & Resorts abrirá este año cinco establecimientos, tres de ellos en Mauricio, uno en Bulgaria y el Riu Plaza en Nueva York, como se recoge en ‘Riu invertirá 350 millones de euros en 2015 en cinco nuevas aperturas y ocho reformas’. Para 2016 está prevista además su entrada en Asia, una de las prioridades de la cadena desde hace más de una década, con su primer hotel en Sri Lanka.

Y es que ha llegado el momento de que las compañías españolas, como ha afirmado Raúl González, CEO para Europa, Oriente Medio y África (EMEA) de Barceló Hotels & Resorts, “ejerzan el liderazgo mundial en hotelería vacacional que les corresponde, con más de 200.000 habitaciones gestionadas fuera de nuestras fronteras". González anima a "crecer fuera, porque la capacidad de crecimiento en España tiene su límite" y da ejemplo con sendos establecimientos en Skikda, la segunda ciudad más importante de Argelia, y en Puebla, entre otras aperturas anunciadas en ‘Barceló aboga por la concentración hotelera para ordenar el mercado’.

Iberostar, que facturó 1.435 millones de euros en 2014, abrirá antes de que termine el año su cuarto hotel en Brasil, el Iberostar Magia Maceió, en el Estado de Alagoas; y el undécimo en Cuba, el Iberostar Playa Pilar, en Cayo Guillermo, ambos de 5 estrellas.

Inversiones en reformas

Las grandes cadenas españolas también han hecho los deberes en los momentos más difíciles de la crisis, lo que les permite afrontar la recuperación con una gran parte de su oferta renovada. Así, Barceló ha destinado a esta partida 1.000 millones de euros desde 2007, de manera que cuenta con el 70% de su producto en EMEA remodelado.

NH Hotel Group ya avanzó una inversión de 220 millones de euros entre 2014 y 2016 destinada a la renovación de hoteles que presentaran el mayor potencial de mejora en precio, por lo que actualmente el 73% de esa inversión se está enfocando a la marca NH Collection.

Iberostar Hotels & Resorts, por su parte, destinará este año más de 100 millones de euros a remodelaciones. Una gran parte de ese presupuesto se centrará en el desarrollo de su concepto Star Prestige, con el fin de “garantizar una experiencia inmejorable a través de nuevos servicios, habitaciones especiales y espacios exclusivos dentro del propio hotel”.

Riu también ha invertido 650 millones de euros sólo en los dos últimos años, 300 millones en 2014 y los restantes 350 millones previstos para el presente ejercicio, tanto para proyectos de nueva construcción como para la reforma de sus hoteles. En todos los casos cuantiosas inversiones que permitirán a las cadenas españolas mantener su liderazgo en el turismo vacacional.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.