Los "turistas prestados" se fidelizan

Barceló: España ha sabido aprovechar la Primavera árabe

"El consumidor español está recuperando las ganas de gastar en 2015"

Los turistas extranjeros que a finales de la década de 1990 y principios de 2000 cambiaron España por otros destinos emergentes, y que en los últimos años han vuelto a las playas y ciudades españolas debido a la inestabilidad causada por la Primavera árabe, han descubierto "una nueva España que les gusta y donde encuentran nuevos productos". Así lo apuntó ayer Simón Pedro Barceló, copresidente del grupo turístico Barceló, durante una conferencia en Esade.

Y es que las revueltas que a partir de 2011 afectaron casi todos los destinos del norte de África y Oriente Medio han provocado desde entonces importantes desvíos de flujos turísticos internacionales hacia España, dando al origen al fenómeno conocido como "turistas prestados".

¿Cuánto tiempo podrá durar dicho efecto? En teoría, hasta que la estabilidad política y social se restablezca de nuevo en los destinos que han perdido millones de llegadas de turistas extranjeros desde 2011.

Pero según apunta Simón Pedro Barceló, "España está sabiendo aprovechar la oportunidad de que estén llegando muchos turistas que durante algún tiempo decidieron probar otros destinos y esos visitantes se están encontrando ahora otra realidad en España, diferente a la que conocieron a finales de los años 90 y principios de los 2000".

En este sentido, según sostiene Barceló, los turistas que dejaron de venir a España durante varios años descubren ahora "renovadas infraestructuras aeroportuarias, trenes de alta velocidad, carreteras modernas, altos niveles de oferta sanitaria…Todos los visitantes que están llegando estos últimos años, que no van a otros lugares considerados algo más aventureros en estos momentos, están encontrando una nueva España que les gusta, les atrae, y donde encuentran nuevos productos".

Sin embargo, reconocía Simon Pedro Barceló, también ha cambiado el propio turista. "Decenas de millones de personas sensibilizadas por la crisis ajustaron sus presupuestos y viajan ahora a precios más económicos. España tiene que hacer el esfuerzo de ir recuperando los precios, no ya de antes de la crisis, sino superiores en correspondencia con la mejora de la oferta que hemos hecho".

Simon Pedro Barceló impartió una conferencia en Esade Barcelona este miércoles 11 de febrero.Simon Pedro Barceló impartió una conferencia en Esade Barcelona este miércoles 11 de febrero.

Previsión 2015

De cara a este año, el copresidente del grupo Barceló ve en el sector turístico español "más fortalezas y oportunidades que no dificultades o problemas".

Por un lado, anticipa que en 2015 se registrará "una mayor demanda del conjunto de los mercados europeos", así como un incremento en la demanda española".

También estima que "el segmento de negocios va a tener más recursos para viajes de empresa y convenciones durante 2015" y que "se va a producir una mejora en los costes de transporte por la caída del precio de petróleo".

Otro factor que juega a favor de España es que "el euro se ha debilitado y eso va a significar que turistas del Reino Unido tengan la sensación que venir a España es más económico".

Barceló también se refirió a la situación de Grecia, donde el nuevo gobierno griego liderado por Syriza no apoyará nuevos hoteles todo incluido.

"Si Atenas se plantea que el all inclusive es malo para su destino, habrá muchos clientes alemanes, del Reino Unido, etc, que sequirán demandando ese producto que les da seguridad en sus presupuestos de vacaciones, y elevada satisfacción sobre todo para familias con niños que quieren controlar los costes", dijo Barceló.

Economía española

Respecto a la economía española, Simon Pedro Barceló opinó que "las cosas están algo mejor y los indicadores muestran que en 2015 la situación seguirá mejorando. Somos más optimistas, especialmente desde el sector turístico".

Igualmente considera que "el consumidor español está recuperando las ganas de gastar. En lo más duro de la crisis incluso los que podían gastar no lo hicieron".

Por ello, considera que "estamos entrando en un círculo virtuoso donde, con no mucho crecimiento, se creará bastante más empleo del que esperábamos, lo que animará la economía española".

En este entorno de renovado optimismo, el grupo Barceló dobló su beneficio neto, hasta los 50 millones de euros en 2014. Además, la compañía ha firmado un nuevo hotel Barceló en Berlín.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.