Diario 5427 14.11.2018 | 03:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Chema Herrero

¿Por qué la industria turística invierte poco en innovación?

Innovación turística en España 2 mayo, 2011

Según datos de 2010 la inversión en Innovación dentro del sector turístico en España, con relación a su facturación, es del 0,55%. Chema Herrero plantea en este post por qué la industria turística invierte tan poco en innovación, a pesar de que en teoría todo el mundo reconoce la importancia de la innovación turística en España.

Durante las ultimas semanas son mucho y buenos los post que al hilo de la innovación dentro del sector están apareciendo en la Comunidad Hosteltur. Supongo que cuanto mayor te vas haciendo y más tiempo llevas en el sector más te das cuenta de que muchas de las cosas que nos planteamos ahora ya nos las planteamos hace 10 años y que en la mayoría de las ocasiones los errores que cometimos en aquellos momentos han servido de poco durante los años de bonanza y nos encontramos con 10 años más enfrentándonos a problemas conocidos.

¿Qué es innovación?

Según el diccionario de la Real Academia Española, “es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado“.

Claro que cuando uno considera el Turismo como la principal industria del país, piensa que las preocupaciones por hacer de ”esta cesta de huevos la mejor y las más bonita” es un trabajo continuado y en el que la implicación estatal como motor y dinamizador no es que sea necesaria es que resulta fundamental . Al hilo de esto hoy aparecía un post de Xavier Canalis sobre unas apreciaciones del presidente de Sol Meliá, Sebastian Escarrer, en el que venia a reivindicar que el sector no cuenta con una interlocución necesaria y permanente con el Gobierno.

Me parece esencial que aparezcan la capacidad de critica a la política del ”a Salto de mata” que desde el gobierno se realiza al sector turístico. Lo digo de forma objetiva dado que he dejado fuera tendencias que no sean las de la lógica y la cordura. El sector tienen un peso dentro del PIB nacional como para tener interlocutores directos y planes estratégicos especiales. Cuando digo esto voy más allá del PLAN TURISMO 2020 en el que uno logra diluirse como la esencia del mensaje del plan que no pasa más allá de una declaración de intenciones.

Hacemos gala de lo bien que lo hacemos pero seguimos sin creer que para mantenernos en lo más alto de todo esto debemos actuar antes de que destinos emergentes ocupen nuestro lugar. Ciertamente la inestabilidad política de otros destinos esta ocasionando una mejora sustancial en los rendimientos de nuestros principales destinos, pero como todo esto no será permanente .

Según datos de 2010 la intensidad en el Gasto en Innovación dentro del sector turístico en España con relación a facturación es del 0.55% lejos del 1,84% de la industria. ¿Culpa? Posiblemente de todos pero lo cierto es que es momento de planificar un futuro en el que realmente se escuche a los agentes principales y en el que la disposición del Gobierno sea la de afrontar con valentía una apuesta de futuro en la que el Sector turístico ocupe el verdadero lugar que tiene en la economía y el empleo de este país.

En el que la apuestas no sean teorías macro que en muchos casos se lanzan desde plataformas y perfiles que hace mucho no pisan la realidad y el consenso diario de este sector.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Innovar és mucho más de lo que Chema dice en su mensaje. Se puede innovar en los procesos de producción y también se puede innovar creando un nuevo mercado para un producto modificado, la llamada innovación disruptiva. Em cualquier caso, la innovación aporta ventajas competitivas. La innovación necesita de generación de conocimiento. lo que se puede realizar dentro de la empresa, gestionando dicho proceso con liderazgo y planificadamente, o, como ha ocurrido en otros sectores (como el automóbiliístico, por ejemplo) mediante la unión de varias empresas para innovar colaborativamente. Un ejemplo, lo tenemos en la situación insuficiente de "clusters" de empresas turísticas en España. Dichos "clusters" como ya explicaba M. Porter, son un vivero para la innovación y la mejora de la competitividad del sector. El turismo, por la estructura característica de su tejido empresarial, muestra ciertas dificultades a innovar dentro de la empresa (estacionalidad, gran movilidad del personal y estructura de microempresa. serían algunos de los principales motivos). En cuanto a la innovación colaborativam tradicionalmente, la desconfianza mutua endémica de las empresasa del sector, tampoco ha facilitado dicha colaboración para innovar. Pordíamos añadir otros factores necesarios pata la innovación, que no se dan aún con frecuencia en el sector: insuficiente formación de los directivos de la mayoría de las empresas y la bonanza del sector en los destinos principales, donde se concentra la mayor actividad, por citar dos de los más importantes. La innovación en un sector emergente necesita del impulso de la adminsitración pública, pero, en un sector con la solidez y la estabilidad del turismo (que para sí quisieran muchos de los sectores punta de la economía mundial), debe ser la iniciativa privada la que lidere la innovación. En España, sin embargo, desde los años 90 del siglo pasado se estan llevando a cabo acciones desde la adminsitración pública para fomentar la mejora de la calidad en los servicios turísticos (que han generado innovación en muchos procesos) y la excelencia en los destinos. Ámbas campañas, que han seguido perviviendo hasta hoy en diferentes formatos, han fomentado, además, una de las principales necesidades para innovar que tiene el turismo: la colaboración entre las empresas del sector. Por otro lado, las diferentes convocartorias de ayudas llevadas a cabo por las administraciones españolas o Europeas, han tenido una respuesta ridícula del sector turtístico, de los perores representados entre los proyectos presentados a dichas convocatorias. Desde el entorno académico y científico se percibe una clara falta de visión del sector respecto a las oportunidades que existen para innovar. La razón de ello, a mi entender, se encuentra en la falta de debate dentro del mismo sector sobre como mejorar su capacitación y como unir sus esfuerzos en favor de conseguir vertebrar proyectos conjuntos de innovación, donde se unan los recursos econoómicos y humanos, necesarios para afrontar verdaderos proyectos mbiciosos, que de forma individual no podrán afrontar las empresas.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.