Thomas Cook espera una mejora para 2004, tras grandes pérdidas el año pasado

Thomas Cook sufrió el año pasado una bajada de la facturación del 10,1% a 7.241 millones de euros. El grupo perdió el 6,5% de sus clientes respecto al año anterior. No obstante, espera para este año un comportamiento por encima de la media de crecimiento del mercado alemán.

Thomas Cook sufrió el año pasado una bajada de la facturación del 10,1% a 7.241 millones de euros. El grupo perdió el 6,5% de sus clientes respecto al año anterior. No obstante, espera para este año un comportamiento por encima de la media de crecimiento del mercado alemán. Durante el año turístico 2002/2003, un total de 12,5 millones de pasajeros realizaron un viaje con alguna de las empresas del grupo turístico Thomas Cook, un 6,4% menos que el año anterior. La estancia media bajó un 9,3% a 9,7 días, y el precio medio del paquete alcanzó los 523 euros, un 3% menos que el año anterior. Esta evolución del precio fue una de las consecuencias de que los alemanes, por causa principalmente de los problemas económicos del país, son más concientes del precio, lo que endurece la competencia entre los turoperadores a través del precio. Consecuentemente, la facturación del grupo disminuyó un 10,1% y alcanzó los 7.241 millones de euros, y a pesar de las medidas de reducción de costes, los resultados antes de impuestos y amortizaciones, el EBITA, fue negativo, de menos 79,1 millones de euros, mientras que el año anterior se había alcanzado un resultado positivo de 35,8 millones. Las pérdidas del consorcio después de impuestos alcanzaron en 2002/2003 los 251 millones de euros, frente a pérdidas de 119,5 millones en 2001/2002. Por otra parte, las inversiones alcanzaron los 204,2 millones, habiendo sido limitadas a las inversiones esenciales. Los malos resultados del grupo causaron cambios en la dirección, con la dimisión de Stefan Pichler y el nombramiento, en diciembre, de Wolfgang Beeser como nuevo presidente de Thomas Cook. Besser aseguró que el grupo espera para este año un comportamiento mejor que la media del mercado, para el que se espera un crecimiento de entre un 2 y 5%. Para lograr además resultados financieros mejores que este año, se han puesto en marcha una serie de medidas de ahorro de costes, que contribuirán, si no alcanzar resultados positivos este año, sí mejorar considerablemente los resultados del grupo. En este sentido, Beeser dijo que las medidas de control de costes se llevarán a cabo en el mercado alemán y en la división de vuelos. La reducción de costes en el mercado alemán deberá alcanzar unos 50 millones de euros, que se logrará entre otras medidas por la concentración de la mayoría de las empresas en la central del grupo. Cabe destacar que, también por cuestiones de ahorros, Thomas Cook este año no estará presente con un stand propio en la feria turística ITB de Berlin, que comienza este viernes. En la división de aéreo, se deberán reducir costes de 100 millones de euros, por ejemplo a través de la reducción de la flota, que ya se ha iniciado, como ha informado HOSTELTUR en su momento. Lo que no se hará, aseguró Beeser, es llevar a cabo grandes cambios en la estructura del grupo. En este sentido, negó las especulaciones sobre una supuesta venta de Thomas Cook UK, la división británica del grupo, que dio su nombre al antiguo grupo Neckermann. Respecto a los actuales niveles de reservas, Beeser dijo que se están comportando positivamente, con un aumento del 3,7% a nivel del grupo respecto a la mismo época del año pasado. Mallorca, como principal destino de los turoperadores del grupo, registra actualmente un aumento de las reservas de verano de un 15%, debido, según Beeser, principalmente a la mejora de la relación calidad-precio. (Ch.M./ HOSTELTUR) (charlotte@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.