Diario 5352 18.08.2018 | 12:14
Hosteltur: Noticias de turismo

Murcia acoge dos importantes acontecimientos de turismo religioso: el Jubileo de Totana, y el Año Mariano de Yecla

7 mayo, 2004
La región de Murcia va a ser sede a lo largo de todo el año de una completa oferta de turismo religioso, dado que la localidad de Caravaca de la Cruz, que ya celebró en 2003 su Año Santo, cede en 2004 el testigo a Totana, con su Jubileo en honor a Santa Eulalia; y a Yecla, con su Año Mariano.
La región de Murcia va a ser sede a lo largo de todo el año de una completa oferta de turismo religioso, dado que la localidad de Caravaca de la Cruz, que ya celebró en 2003 su Año Santo, cede en 2004 el testigo a Totana, con su Jubileo en honor a Santa Eulalia; y a Yecla, con su Año Mariano. En 1998, Caravaca de la Cruz se convirtió en la quinta ciudad Santa del Mundo sumándose a Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. La Santa Sede le concedió entonces el Año Jubilar "in perpetuum", que a partir de 2003 se celebrará cada siete años. La Iglesia reconocía así la importancia de este municipio y su Vera Cruz, desde la época medieval hasta nuestros días, en el mantenimiento y transmisión de la fe cristiana. Ahora les llega el turno a Totana y Yecla. Totana celebra el Año Jubilar en honor a su patrona Santa Eulalia, y será escenario de un gran número de actividades y eventos culturales, sociales y religiosos, como exposiciones monográficas sobre la figura y el significado social de Santa Eulalia. En Yecla, el Año Jubilar conmemora el 50 aniversario de la Coronación Canónica de la Purísima Concepción, patrona de la ciudad, y fue concedido por el Papa Juan Pablo II. El Jubileo en Yecla se gana con la peregrinación entre la Basílica de la Purísima, de estilo neoclásico, y el Santuario del Castillo. El anticipo de estas celebraciones religiosas ha tenido lugar esta misma semana, con la celebración de las Fiestas de la Santísima Vera Cruz en Caravaca, con la veneración a la Santísima y Vera Cruz, espectaculares desfiles de Moros y Cristianos y la subida al Castillo de los Caballos del Vino. También en Yecla han comenzado ya las celebraciones, dado que las fiestas patronales en Honor a la Purísima Concepción de Yecla conmemoran la subida al Santuario del Castillo de los miembros de la compañía que marchó en 1642 a la "Guerra de Cataluña" y regresaron sanos y salvos. Para agradecerlo, acudieron al Santuario a orar ante la Virgen. Cada año se rememora este acontecimiento y los hombres de la villa, ataviados con levita y sombrero de dos picos, suben al Santuario entre el sonido de la pólvora disparada por arcabuces. (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.