Diario 5407 21.10.2018 | 22:41
Hosteltur: Noticias de turismo

Hosteleros de Madrid perderán 396 millones de euros por la ordenanza del ruido

29 junio, 2004
La Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid, La Viña, ha interpuesto ayer lunes un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la Ordenanza de Ruido del Ayuntamiento de la capital, que de aplicarse supondrá unas pérdidas de 396 millones de euros anuales para el sector.
La Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid, La Viña, ha interpuesto ayer lunes un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra la Ordenanza de Ruido del Ayuntamiento de la capital, que de aplicarse supondrá unas pérdidas de 396 millones de euros anuales para el sector. Según informó La Viña, esta ordenanza, publicada el pasado día 24 de junio en el Boletín del Ayuntamiento y que entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad, también supondría la pérdida de más de 7.000 empleos. En el recurso contencioso, La Viña solicita al Tribunal la suspensión cautelar de la exigencia de desconexión de la música media hora antes del cierre de los establecimientos de ocio nocturno y la paralización de la autorización para suspender temporalmente las actividades de los locales sin previa audiencia al interesado por considerarlo inconstitucional. La asociación pretende así que ambas medidas previstas por la Ordenanza no puedan ser aplicadas por el Ayuntamiento hasta que se dicte sentencia firme en el proceso. El motivo de dicha petición de suspensión cautelar se fundamenta tanto en los perjuicios de imposible reparación que se causarían a las 4.100 empresas de hostelería de ocio nocturno madrileñas en caso de aplicar las exigencias del Ayuntamiento hasta que hubiese sentencia, así como por los perjuicios económicos que los hosteleros madrileños podrían reclamar al Ayuntamiento si la sentencia les resultase favorable. La Viña entiende que dicha Ordenanza no puede obligar a pubs y discotecas a apagar la música 30 minutos antes de su horario de cierre, porque se contrapone a la Orden 1562/1998, de 23 de octubre de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid en la que se dice que el local puede determinar cuándo cesan las actuaciones. El Ayuntamiento ha impuesto en la nueva Ordenanza que los locales madrileños que no apaguen sus equipos de música a la hora fijada (en el caso de los pubs a las 2:30 horas, entre semana, y 3:00 horas, los viernes y sábados), tendrán una multa grave de entre 3.000 y 30.000 euros. La Viña solicita a la Comunidad de Madrid la ampliación de los horarios de pubs y discotecas que cumplan con la normativa medioambiental en una hora sobre su horario actual, es decir, hasta las 4:30 horas para los pubs los viernes y sábados y hasta las 7:00 horas para las discotecas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.