Paleontólogos de Dinópolis encuentran nuevos restos del dinosaurio gigante de Riodeva

Los paleontólogos de Dinópolis acaban de reiniciar las investigaciones de campo y la reapertura de las excavaciones en el yacimiento de Riodeva (Teruel) en el que se encontró uno de los dinosaurios más grandes del mundo, han permitido encontrar nuevos fósiles de este ejemplar, además de restos de otros dinosaurios todavía por identificar.

Los paleontólogos de Dinópolis acaban de reiniciar las investigaciones de campo y la reapertura de las excavaciones en el yacimiento de Riodeva (Teruel) en el que se encontró uno de los dinosaurios más grandes del mundo, han permitido encontrar nuevos fósiles de este ejemplar, además de restos de otros dinosaurios todavía por identificar. Aunque es pronto para determinar si se trata de una nueva especie, los científicos de la Fundación de Dinópolis saben ya que no se trata de un tiranosauiro, ni un diplodócido, ni un brachiosaurius, las especies más conocidas dentro de los saurópodos de gran tamaño. En estos momentos se están realizando paleomagnetoestratigrafías, estudios de datación para poder averiguar la edad exacta del dinosaurio, y se están empleando otras técnicas pioneras de estudios estratigráficos como la tomografía, un innovador sistema eléctrico que determina la composición del subsuelo. Los primeros fragmentos de hueso fósiles se encontraron a centenares en la superficie de un antiguo campo de cultivo. Todos ellos estaban fragmentados debido a las labores agrícolas realizadas en años anteriores; por esta razón y a pesar de la abundancia de huesos, éstos eran prácticamente irreconocibles. En una primera excavación superficial se hallaron varias falanges, extremo proximal de la tibia, extremo distal de fémur, astrágalo y centenares de esquirlas de otros huesos por determinar. Todos ellos se recuperaron documentando su posición relativa. Paralelamente a los estudios de campo, en el laboratorio de restauración del parque paleontológico turolense, se están llevando a cabo los trabajos de preparación de los fósiles extraídos en la anterior fase de excavación. Concretamente ha sido necesario el trabajo de tres personas durante tres meses solamente para realizar la primera fase de limpieza del húmero del dinosaurio, que con su 1´78 m. de longitud, es el mayor encontrado en el mundo. (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.