Diario 5407 20.10.2018 | 22:23
Hosteltur: Noticias de turismo

El presidente de los hoteleros mallorquines recuerda a los sindicatos que no negocian un convenio

30 julio, 2004
El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, considera "exagerado", "fuera de tono" y "de contexto" las amenazas de movilizaciones en plena temporada, ya que, recordó, Govern y agentes sociales no están negociando un convenio colectivo, sino analizando el modelo turístico del futuro.
El presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Pere Cañellas, considera "exagerado", "fuera de tono" y "de contexto" las amenazas de movilizaciones en plena temporada, ya que, recordó, Govern y agentes sociales no están negociando un convenio colectivo, sino analizando el modelo turístico del futuro. En declaraciones ayer a Efe, Cañellas avanzó también que aprecia un repunte de la ocupación en la segunda quincena de julio, que rondará "al menos" el 90-95 por ciento, si bien dijo que aún no se puede hablar de "recuperación", pues el balance de los primeros quince días del mes, con el 65-70 por ciento de las plazas llenas, ha sido "claramente insatisfactorio". Respecto al anuncio de UGT y CCOO de posibles movilizaciones en pleno verano, el presidente de los hoteleros de Mallorca opinó que no ayudan al desarrollo de la temporada porque crean una "alarma innecesaria" que puede hacer cambiar de idea a muchos turistas a la hora de escoger Mallorca para sus vacaciones. "Nos tiramos tierra encima", dijo. Cañellas considera que en las reuniones de la Mesa del Turismo entre el Govern y los agentes sociales para consensuar el modelo de futuro de la principal actividad económica de las islas, las centrales muestran un tono "muy reivindicativo" que, a su juicio, no se corresponde con las negociaciones que se están abordando. "Esto no es un convenio colectivo", dejó claro el empresario, quien precisó que sólo se ha creado un espacio "que ha de servir para diseñar políticas adecuadas. Todo en un plano muy abstracto". En cualquier caso, el líder de los hoteleros considera que no hay causas para llevar a cabo estas protestas, sobre todo si se tiene en cuenta que "no hemos empezado a discutir. Ni siquiera hemos tenido la oportunidad de debatir algunos temas". Cañellas confía en que al final se impondrá "el sentido común" y que finalmente no se materializarán estos anuncios, que pretenden llamar la atención sobre el hecho de que los sindicatos no aceptarán una reconversión hotelera a costa de pérdida de puestos de trabajo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.