Diario 5404 18.10.2018 | 04:39
Hosteltur: Noticias de turismo

Hoteleros españoles prevén una rentabilidad similar o ligeramente inferior a 2003

30 julio, 2004
Los hoteleros "no están muy satisfechos" con la situación de ventas en el sector y prevén que 2004 termine con una rentabilidad similar o "ligeramente inferior" a la de 2003, según el vicepresidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (CEHAT) y presidente de la Confederación hotelera de Cataluña, Joan Molas.
Los hoteleros "no están muy satisfechos" con la situación de ventas en el sector y prevén que 2004 termine con una rentabilidad similar o "ligeramente inferior" a la de 2003, según el vicepresidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (CEHAT) y presidente de la Confederación hotelera de Cataluña, Joan Molas. En declaraciones ayer a EFE, Molas dijo que la ocupación hotelera, a falta de una cuantificación exacta, es inferior al año pasado en términos generales, y aseguro que la CEHAT presentará en octubre un estudio "muy detallado" con cifras de ocupaciones medias por zonas, hoteles de playa y urbanos, de turismo interior, rural y de la España verde. El informe, estará segmentado por mercados de origen, categorías, rentabilidades y estancias medias por clientes, ya que Frontur "sigue dando unas cifras que son absolutamente contrarias de las que nosotros disponemos". "La situación en el sector es preocupante y mucho desde el punto de vista de la competitividad", explicó, ya que las zonas turísticas emergentes, Grecia, Turquía, Egipto, Túnez, Bulgaria, Croacia y Marruecos, recibirán este año en su conjunto 60 millones de turistas. Molas dijo que estos países hace tres años no eran competitivos porque algunos sufrían conflictos internos; otros bélicos, y otros todavía no tenían desarrollada su planta de alojamiento "ahora, además de haberse convertido en una competencia importante, están en una zona económica fuera del euro, lo que afecta especialmente a España". En este sentido, el vicepresidente de la CEHAT indicó que "España no debe competir en precio porque sería una batalla perdida; pero hay momentos determinados en que el hotelero se ve obligado a realizar ofertas porque las circunstancias del mercado nos empujan a ello". Molas se refirió a otros aspectos que también preocupan al sector, como las carencias de servicios que tienen determinados municipios turísticos en verano, ya que multiplican por 10, 15 o por 20 su población con respecto al invierno. "Esos municipios equilibran sus presupuestos mediante licencias de obras y van incrementando más su planta residencial que es un cáncer, pan para hoy y hambre para mañana". Además, este turismo residencial "no crea la riqueza continuada del turista alojado en hoteles, que genera una cadena de producción mucho más importante", añadió. Apuntó también otro problema de estos municipios turísticos "y es que requieren de una financiación que difícilmente pueden conseguir si no es a base de incrementar sus espacios, reconvertir zonas naturales en zonas urbanas y en zonas residenciales, a través de equilibrar presupuestos mediante licencias de obra". "Desde la CEHAT reclamamos soluciones a la Administración Central y pensamos que debería intervenir en buscar una solución a la financiación de estos municipios turísticos". Sin embargo, Molas negó las afirmaciones pesimistas de los grupos ecologistas un tanto "alegres" acerca de la contaminación del litoral "debemos hacer una autocrítica y reconocemos que se han cometido algunos excesos en determinadas zonas, pero hay que recordar que el sector ha generado una riqueza tremenda para el país". Aseguró que el modelo turístico "requiere un cambio importante" porque se está produciendo un sistema de reservas diferente, caracterizado porque el cliente tiene muchas facilidades para optar a todas las variedades del sector en muy poco tiempo, hace las reservas tarde "y es harto difícil evaluar cómo será el año a tenor de las reservas que tenemos actualmente" No obstante, los hoteleros esperan "pleno rendimiento" para agosto y "un buen mes de septiembre" a pesar de la "total incertidumbre para el invierno", con excepciones de ciudades que tengan eventos contratados, como es el caso de Barcelona. Molas calificó esta temporada estival de "anómala" por las reservas de última hora, destacó el aumento del turismo nacional, "que va a ocupar espacios que otros mercados no ocupan" aunque "para no mucho más de 40 ó 50 días", matizó. En cuanto al próximo año, los tour operadores que contratan ahora sus plazas para el verano de 2005 "presionan tanto en los precios que esperamos un año complicado desde el punto de vista de rentabilidades".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.