Italia: La subida de precios reduce la presencia de turistas en el país

Italia cerró el mes de julio con seis millones de turistas menos de los esperados, ya que el aumento de los precios en el país ha hecho que otros destinos como Croacia y España se presenten más atractivos económicamente, informó la Federación de Hoteleros de Italia, Federalberghi.

Italia cerró el mes de julio con seis millones de turistas menos de los esperados, ya que el aumento de los precios en el país ha hecho que otros destinos como Croacia y España se presenten más atractivos económicamente, informó la Federación de Hoteleros de Italia, Federalberghi. Las previsiones del sector apuntaban a unos ingresos de 25.000 millones de euros, sin embargo sólo se han obtenido 23.800 millones, con lo que las pérdidas son de 1.200 millones de euros. Los datos ofrecidos por Federalberghi no son nada halagüeños para el sector turístico nacional, ya que en julio hubo dos millones menos de reservas. La presencia de alemanes, que hasta ahora llegaban masivamente a Italia, se ha reducido un 20 por ciento, y la de ingleses se ha mermado en un 15 por ciento. El turismo, que supone el 7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y que mueve unos 80.000 millones de euros al año, ha visto de este modo cómo el aumento de los precios, achacado al euro, ha empujado a los turistas hacia otros destinos más asequibles. Los datos del turismo interior tampoco fueron buenos para el sector, así que si bien se esperaba que el 56 por ciento de los italianos fuera de vacaciones, esta cifra llegó al 62 pero su capacidad de gasto se vio reducida. Si al principio de temporada una persona podía gastar una media de 935 euros ahora, esta cantidad se ha reducido a 810. Además, según Feralberghi, los turistas italianos están menos días de vacaciones, y si antes pasaban quince días de vacaciones ahora sólo están trece días, con lo que las reservas hoteleras han disminuido. El presidente de Federalberghi, Bernabó Bocca, aseguró que el problema es el dinero. "Los alemanes están atravesando una profunda recesión económica y por eso eligen otros destinos como Croacia, Egipto o Túnez, y los italianos se sienten pobres y por ello intentan reducir costes", aseguró. Bocca reconoció que "no se puede" con destinos como Thailandia, pero reconoció que se puede competir apostando por la calidad de los destinos italianos, "por ejemplo quien va a la región de Toscana no sólo tiene mar, sino también arte, campo, montaña, rutas gastronómicas..." en este sentido se pueden hacer muchas cosas, señaló. En opinión de Bocca, "las instituciones públicas deberían apoyar debe apoyar la competitividad de nuestro sistema turístico, apostando por actividades promocionales hacia el mercado chino, donde hay cien millones de ricos cuyo destino preferido es Italia". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.