La ocupación hotelera de la Playa de Palma creció un 6% en julio

Los establecimientos hoteleros de la Playa de Palma registraron una ocupación del 87,10 por ciento en julio de este año, un 6,03 por ciento más que en el mismo mes de la pasada temporada, según informó ayer lunes el presidente de la asociación de hoteleros de esta zona turística, Jordi Cabrer.

Los establecimientos hoteleros de la Playa de Palma registraron una ocupación del 87,10 por ciento en julio de este año, un 6,03 por ciento más que en el mismo mes de la pasada temporada, según informó ayer lunes el presidente de la asociación de hoteleros de esta zona turística, Jordi Cabrer. La previsión de la ocupación en los alojamientos turísticos de esta zona para este mes de agosto es del 91,32 por ciento, mientras que en septiembre se calcula que tendrán el 80 por ciento de las plazas contratadas, indicó Cabrer en una comparecencia informativa. Según indicó, durante julio se produjeron algunos casos "puntuales" en los que varios clientes tuvieron que ser acomodados en otros hoteles porque los que habían contratado estaban completos y durante la primera quincena de agosto bastantes establecimientos de la Playa de Palma tendrán una ocupación cercana al cien por cien. Los hoteleros vendieron las plazas de julio y agosto a "precio de folleto", lo que ha permitido el mantenimiento de los ingresos, añadió Cabrer, quien destacó la recuperación que experimentó la zona después de una primera quincena de julio que "fue floja". Según una encuesta elaborada por esta asociación hotelera en 72 establecimientos de la Playa de Palma, el 48 por ciento de los turistas alojados en la zona durante el mes de julio eran alemanes, seguidos de los españoles, que representaron el 14 por ciento. Cabrer puso de relieve la recuperación de los mercados holandés, que supuso el 6 por ciento de los turistas hospedados en la Playa de Palma, y belga, que representó el 4 por ciento del total de contrataciones, además de la proporción de viajeros italianos y franceses, que fue del 4 y el 5 por ciento. El balance de la temporada es "satisfactorio" gracias a la recuperación en el número de clientes, pero es necesario que al final los ingresos igualen a los del pasado año y compensen el aumento de la inflación, declaró. Aun así, algunos hoteles han tenido que suprimir "las actuaciones nocturnas porque los clientes no se quedan" en el establecimiento y se dedican a pasear por las inmediaciones "sin hacer mucho gasto" tampoco en la oferta complementaria existente en la zona, agregó. A pesar del descenso del gasto, se mostró confiado en que los ingresos igualarán a los de la pasada temporada y subrayó que en agosto será difícil "encontrar una habitación para una semana en los hoteles de la Playa de Palma". Cabrer precisó que el 11 por ciento de las plazas de esta zona han incorporado el sistema del "todo incluido" para dar respuesta a la demanda del mercado, aunque opinó que es necesario incidir en la calidad de esta oferta para evitar que se convierta en "competencia desleal" para el resto de alojamientos. En su opinión, la Conselleria de Turismo "se tiene que volcar en los mercados alternativos" y atraer un mayor número de viajeros de países como Rusia, Checoslovaquia o Polonia que, según dijo, "pueden ser una alternativa a corto plazo". En cuanto a la próxima temporada, explicó que la contratación con los mayoristas turísticos "está difícil", por lo que aconsejó a los empresarios que mejoren la oferta y que intenten abrirse a otros mercados y a la contratación mediante internet para mantener los precios. A este respecto, puso de relieve que está previsto que el próximo invierno haya entre cuatro y cinco establecimientos más de la Playa de Palma que alojen turistas del programa vacacional del Imserso, lo que supondría un incremento de unas mil plazas diarias en la zona. A su parecer, el progresivo aumento de los viajeros que registra Son Sant Joan junto con la reducción de la ocupación hotelera demuestra la competencia que ejerce el turismo residencial, para el que pidió un mayor control a fin asegurar el cumplimiento de la legalidad. Preguntado sobre la actividad de la discoteca "Megapark", destacó que su regulación compete al Ayuntamiento, al que reclamó "un poco más de conciencia turística" en el cumplimiento de las ordenanzas sobre ruidos, sobre todo durante la tarde. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.