Aerolíneas Argentinas se queja del "antagonismo" del gobierno

Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo turístico español Marsans, considera que la impugnación del gobierno a sus balances de 2003 es "una acción beligerante" y "una prueba más del antagonismo del Estado" con la empresa. "Llama la atención que existiendo otros problemas más graves para solucionar en el mercado aerocomercial, exista esta permanente intención de antagonizar a la empresa desde el área oficial", dijo el portavoz de la compañía, Julio Scaramella, en una declaración publicada ayer viernes por la prensa argentina.

Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo turístico español Marsans, considera que la impugnación del gobierno a sus balances de 2003 es "una acción beligerante" y "una prueba más del antagonismo del Estado" con la empresa. "Llama la atención que existiendo otros problemas más graves para solucionar en el mercado aerocomercial, exista esta permanente intención de antagonizar a la empresa desde el área oficial", dijo el portavoz de la compañía, Julio Scaramella, en una declaración publicada ayer viernes por la prensa argentina. Scaramella apuntó que "a pesar" de que el Estado tiene el 1,34 por ciento del capital de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral, "en lugar de apoyar el desarrollo de la empresa, hay un empeño en poner palos en la rueda y complicar" sus "planes de crecimiento". El portavoz remarcó que la compañía "asegura el trabajo directo de 8.000 personas e indirecto de más de 30.000" y que "no se recuerda en los últimos quince años una gestión más exitosa que la actual". A finales de julio pasado, Aerolíneas Argentinas y Austral anunciaron que capitalizaron las ganancias por el equivalente a 46,26 millones de dólares obtenidas en 2003, para fortalecer el patrimonio de ambas compañías. La capitalización de esas ganancias fue aprobada por mayoría en las asambleas de accionistas de ambas compañías, según indicaron en un comunicado. El miércoles pasado, el subsecretario argentino de Transporte Aerocomercial, Ricardo Cirielli, anunció una impugnación judicial por considerar que los balances de 2003 "no reflejan la situación de los acreedores". La impugnación sostiene que las deudas declaradas por la compañía en el concurso de acreedores (cese de pagos) que se saldó con un acuerdo han sido "dolosamente aumentadas". Julio Scaramella recordó que Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria "han recusado" a Cirielli para ejercer las funciones de subsecretario de Transporte Aerocomercial. "Ignoramos si se trata de la insistencia de algún funcionario en particular, movido por intereses que desconocemos, o es la política oficial del Gobierno la que está en contra de Aerolíneas", comentó el portavoz de la compañía. "Lo concreto es que el Grupo Aerolíneas va a seguir adelante pese a estos antagonismos, desarrollando sus planes de crecimiento", agregó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.