El sector turístico catalán critica las declaraciones de la consejera de Interior

Representantes del sector turístico catalán criticaron ayer miércoles a la consejera de Interior, Montserrat Tura, por sus declaraciones en las que denunciaba el fomento de lo que denominó "turismo de borrachera" en Lloret de Mar, en alusión a los incidentes del pasado día 11, cuando esta localidad fue escenario de una batalla campal entre unos 200 turistas y la policía local, que se saldó con quince detenidos y daños en el mobiliario urbano, valorados en 7.500 euros. Refiriéndose a estos hechos, la consejera de Interior advirtió el martes de que se debería empezar a actuar contra el sector hotelero y de ocio que fomenta en Lloret de Mar (Girona) la concentración de un "turismo de borrachera" que cada verano provoca altercados como los que ocurrieron la semana pasada y señaló que había comunicado esta inquietud a la consejería de Turismo.

Representantes del sector turístico catalán criticaron ayer miércoles a la consejera de Interior, Montserrat Tura, por sus declaraciones en las que denunciaba el fomento de lo que denominó "turismo de borrachera" en Lloret de Mar, en alusión a los incidentes del pasado día 11, cuando esta localidad fue escenario de una batalla campal entre unos 200 turistas y la policía local, que se saldó con quince detenidos y daños en el mobiliario urbano, valorados en 7.500 euros. Refiriéndose a estos hechos, la consejera de Interior advirtió el martes de que se debería empezar a actuar contra el sector hotelero y de ocio que fomenta en Lloret de Mar (Girona) la concentración de un "turismo de borrachera" que cada verano provoca altercados como los que ocurrieron la semana pasada y señaló que había comunicado esta inquietud a la consejería de Turismo. El presidente de la Federación de Hostelería de las comarcas de Girona, Antoni Escudero, ha asegurado que declaraciones como las de Tura sólo les comportan perjuicios. "Ahora, lo que no queremos es que se demonice al sector con estas declaraciones porque no van en la línea de lo que nosotros pensamos ni queremos hacer. Además, ahora no es el momento adecuado, en plena temporada turística, porque no nos beneficia en nada", ha dicho Escudero. Por su parte, el presidente del gremio de hoteleros de Lloret de Mar, Enric Dotres, ha lamentado que se haya "magnificado" una "pelea concreta de la que ya se dijo lo que se debía decir" y ha pedido que se deje a su gremio "continuar trabajando" como hasta ahora. Desde el Patronato de Turismo de Girona, su presidente, Ramón Ramos, ha coincidido con Escudero en considerar que las declaraciones de Tura perjudican al sector. "Los esfuerzos que se están haciendo en Lloret son importantísimos: en los últimos dos años se han cerrado prácticamente veinte hoteles y en el último año no se ha dado licencias nueva de bares musicales ni de discotecas porque todos tenemos claro hacia dónde queremos ir", ha dicho Ramos. El vicepresidente de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes y responsable de turismo receptivo, Pere Aliguer, ha dicho que la consejera ha perjudicado a Lloret de Mar en favor de otros destinos turísticos de fuera de Cataluña, "como por ejemplo Benidorm". También desde Tarragona, Salvador Pellicer, portavoz de la Asociación Hotelera de Salou-Cambrils-La Pineda y vicepresidente de la patronal turística de Tarragona, ha dicho que la batalla campal ocurrida en Lloret "es un hecho puntual". La polémica ha transcendido el ámbito empresarial y también se han sumado los políticos y así el diputado de CiU y ex conseller de Turismo Antoni Fernández Teixidó ha calificado de "inoportunas e imprudentes" las declaraciones de Tura y ha denunciado que "no hay manera" de que el gobierno catalán entienda que las críticas contra el sector turístico "solamente generan desconfianza". En medio de esta polémica estival, el departamento de Turismo, que encabeza el conseller Pere Esteve, ha optado por el silencio en un mes en que sus socios políticos no han dejado de torpedear la política turística de la Generalitat catalana. Durante este mes de agosto el ministro del ramo, el socialista catalán José Montilla, ha señalado que el turismo de sol y playa está acabado; el portavoz de la Generalitat, Joaquim Nadal, ha abogado por "repensar el modelo de turismo catalán" y el conseller en cap Josep Bargalló, también de ERC como Pere Esteve, ha defendido la necesidad de implementar una ecotasa. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.