Los viajes a China se recuperan tras la crisis de la neumonía atípica de 2003

China registró un total de 129 millones de entradas y salidas a través de sus fronteras en los primeros seis meses del año, un 30,78 por ciento más que en el mismo periodo de 2003, según datos del Ministerio de Seguridad Pública recogidos ayer lunes por la prensa local. Los viajes al gigante asiático se recuperaron con fuerza durante el primer semestre, tras la parálisis causada el año pasado por la epidemia del Síndrome de Respiración Aguda y Grave (SRAG), y superaron incluso a los casi 108 millones de entradas o salidas del primer semestre de 2002.

China registró un total de 129 millones de entradas y salidas a través de sus fronteras en los primeros seis meses del año, un 30,78 por ciento más que en el mismo periodo de 2003, según datos del Ministerio de Seguridad Pública recogidos ayer lunes por la prensa local. Los viajes al gigante asiático se recuperaron con fuerza durante el primer semestre, tras la parálisis causada el año pasado por la epidemia del Síndrome de Respiración Aguda y Grave (SRAG), y superaron incluso a los casi 108 millones de entradas o salidas del primer semestre de 2002. Más de 7,47 millones de personas de 225 países (sin contar Hong Kong, Macao y Taiwán) llegaron a China en los seis primeros meses del año, sobre todo por motivos turísticos y de negocios. Respecto a las salidas, más de 13 millones de ciudadanos chinos cruzaron la frontera legalmente entre enero y junio de este año, aunque más del 70 por ciento lo hicieron a las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao. Dentro de los destinos extranjeros, Japón fue el preferido, seguido de Rusia, Tailandia, Corea del Sur, Vietnam, Estados Unidos y Singapur. A la vez, las autoridades aduaneras descubrieron casi 3.000 casos de emigración ilegal a través de las fronteras del país, informó hoy la agencia oficial Xinhua. En lo que va de año, la policía china cerró más de 500 agencias ilegales de emigración, a las que confiscó casi 300.000 dólares y acusó de evadir impuestos por valor de tres millones y medio de dólares. "Estas organizaciones ilegales, alentadas por la obtención de grandes beneficios, ayudan a la gente a ir al extranjero proporcionándoles documentos falsos, y han perjudicado seriamente nuestro trabajo", aseguró el subdirector de la Administración de Entradas y Salidas de China, Han Yusheng. En China existe una telaraña de mafias o "cabezas de serpiente" que aprovechan las ansias de muchos chinos, sobre todo campesinos, por emigrar del país y los embarcan en tortuosos viajes "sin papeles" a destinos como la Unión Europea y Estados Unidos, pero también a otros mucho más peligrosos como Irak. El año pasado, la policía china interceptó a más de 7.000 emigrantes ilegales y detuvo a 230 jefes de bandas mafiosas, según cifras de la agencia Xinhua, consideradas muy bajas por observadores internacionales. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.