Bélgica solicita a Ryanair devolución 4 millones ayudas ilegales

Las autoridades belgas han solicitado a la compañía irlandesa Ryanair la devolución de cuatro millones de euros en concepto de las ayudas recibidas para su instalación en el aeropuerto regional de Charleroi (oeste de Bélgica) y que fueron declaradas parcialmente ilegales por la Comisión Europea.

Las autoridades belgas han solicitado a la compañía irlandesa Ryanair la devolución de cuatro millones de euros en concepto de las ayudas recibidas para su instalación en el aeropuerto regional de Charleroi (oeste de Bélgica) y que fueron declaradas parcialmente ilegales por la Comisión Europea. El Ejecutivo comunitario recibió ayer una copia de la carta que las autoridades belgas enviaron el pasado día 9 a la compañía, que ahora tiene un plazo de un mes para responder, explicó el portavoz europeo de Transportes Amador Sánchez Rico. Además de la petición del dinero, la carta incluye el nuevo régimen de tasas aeroportuarias -ya en funcionamiento desde el mes de abril- y el nuevo sistema de ayudas al inicio de actividad. El documento, que tiene un centenar de páginas, será estudiado ahora por la Comisión para determinar si permite la aplicación de la decisión de Bruselas, que el pasado mes de febrero declaró ilegales parte de los incentivos que el aeropuerto de Charleroi ha concedido a Ryanair desde 2001. El Ejecutivo comunitario solicitaba además el reembolso de los beneficios correspondientes a las ayudas declaradas ilegales y, aunque no fijaba una cifra, había estimado que no superaría el 25% de las subvenciones recibidas por Ryanair y que se elevan a unos 15 millones de euros desde que comenzó a operar en Charleroi en 2001. Si la Comisión da el visto bueno a esos planes -para lo que no hay un plazo determinado- corresponderá a las autoridades belgas el tomar las medidas necesarias para que se cumplan. Al respecto, Sánchez Rico precisó que "nuestro interlocutor son las autoridades belgas, ni el aeropuerto ni (Michael) O'Leary", el patrón de la compañía, por lo que la decisión de la Comisión se comunicará directamente a los responsables belgas. Sin embargo, el patrón de la compañía Ryanair, Michael O'Leary, ya ha expresado su negativa a reembolsar a la administración belga las ayudas públicas declaradas ilegales por el Ejecutivo comunitario. La decisión comunitaria declaró ilegales los descuentos exclusivos sobre cargas aeroportuarias que Charleroi concede a Ryanair, los incentivos no vinculados a los costes reales de apertura de nuevas líneas y las ayudas a la ruta Dublín-Charleroi. Si Ryanair renunciara finalmente a devolver las ayudas, el Estado belga (representado por la región de Valonia) debería llevar a la compañía ante los tribunales. En el caso de que la región valona no actuara, la Comisión Europea podría llevar al Estado belga ante el Tribunal Europeo de Justicia para pedir la condena de Bélgica por no respetar una decisión del Ejecutivo comunitario. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.