Los hoteleros españoles consideran que han tenido un buen agosto, pero eso no salva la temporada

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos españoles, CEHAT, José Guillermo Díaz Montañés afirma que el mes de agosto ha superado las expectativas de los hoteleros españoles en cuanto a ocupación pero "eso no significa que se haya salvado la temporada". En declaraciones a EFE, Díaz Montañés dijo que el sector hotelero español ha sufrido "caídas importantes" hasta el mes de julio, que se sitúa en una media del 6 por ciento y que la temporada "se salvará" en función del comportamiento de los meses de septiembre y octubre.

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos españoles, CEHAT, José Guillermo Díaz Montañés afirma que el mes de agosto ha superado las expectativas de los hoteleros españoles en cuanto a ocupación pero "eso no significa que se haya salvado la temporada". En declaraciones a EFE, Díaz Montañés dijo que el sector hotelero español ha sufrido "caídas importantes" hasta el mes de julio, que se sitúa en una media del 6 por ciento y que la temporada "se salvará" en función del comportamiento de los meses de septiembre y octubre. En agosto, la ocupación hotelera ha tenido un comportamiento positivo gracias al turismo nacional que mantiene "su pujanza", aunque "acentúa la estacionalidad" ya que los viajeros españoles no viajan a partir del verano. A pesar del "buen agosto", el sector hotelero ha tenido que realizar "un esfuerzo importante en precio, que repercutirá en la rentabilidad cuando cerremos el ejercicio", señaló el presidente de la CEHAT. Para Montañés, resulta "imposible" precisar cuáles son las previsiones para el otoño, ya que los viajeros cada vez recurren más a las reservas de última hora y el sector debe "fiarse" de datos macroeconómicos a la hora de hacer cálculos. Durante el mes de agosto, la ocupación ha sido regularmente positiva en todas las zonas españolas, destacando en el Norte, los aumentos del 6 por ciento en los hoteles gallegos y del 10 por ciento en los navarros, con respecto al mismo mes de 2003, y grados de ocupación del 85 por ciento y del 76 por ciento respectivamente. COMPORTAMIENTO IRREGULAR. En Asturias la ocupación cayó un 1 por ciento respecto a agosto de 2003, pero el grado de ocupación fue del 87 por ciento este año; mientras que en Cantabria, que cayó un 1 por ciento, la ocupación llegó al 83 por ciento, "cifras muy positivas, teniendo en cuenta que el 90 por ciento se considera lleno técnico", precisó Díaz Montañés. En Cataluña, destaca Tarragona, con un 90 por ciento de ocupación en agosto, 2 puntos más que el año pasado y Gerona, donde los hoteles de la Costa Brava alcanzaron el 95 por ciento de ocupación y los del Pirineo, el 85 por ciento; con respecto a Barcelona, la ocupación en agosto cayó el 1 por ciento. En La Rioja, la ocupación cayó 5 puntos en agosto, hasta el 45 por ciento, teniendo en cuenta que el mes de agosto no se considera temporada alta en esta región y en Aragón, con una ocupación del 61 por ciento, se sitúa en el mismo nivel que en agosto de 2003. Castilla y León tuvo un 70 por ciento de ocupación, un 4 por ciento más que en agosto del año pasado; Extremadura se mantuvo en torno al 65 por ciento y en Madrid cayó un 5 por ciento. En Andalucía, Sevilla y Córdoba tuvieron ocupaciones similares al año pasado en agosto, alrededor del 41 y del 40 por ciento respectivamente; Granada, el 87 por ciento; Málaga, el 81,38 por ciento, "algo menos que en 2003", mientras que Cádiz, con el 90 por ciento, aumentó 6 puntos la ocupación hotelera de agosto en 2004. La ciudad de Murcia, con el 52 por ciento de ocupación, tuvo una caída del 10 por ciento; mientras que la ocupación de la zona de la Manga del Mar Menor disminuyó un 4 por ciento, aunque la ocupación fue del 86 por ciento, que se considera "alta". Los hoteles de Valencia-Gandía, a pesar de una caída del 5 por ciento, alcanzaron el 91 por ciento de ocupación y, en el caso de Valencia ciudad, con un 60 por ciento de ocupación, ha sufrido una caída del 20 por ciento respecto a agosto de 2003, debido al aumento del 15 por ciento en la oferta del número de camas. Benidorm alcanzó el 90 por ciento, un punto menos que el año pasado. En Baleares, los hoteles de Menorca, llegaron al 94,61 por ciento de ocupación, 3 puntos más; en Mallorca, un 94,7 por ciento, 2,7 por ciento más que en agosto de 2003 y en Ibiza la ocupación llegó al 93 por ciento, un punto menos. En Canarias destaca Lanzarote, con una ocupación del 95 por ciento, un 4 por ciento más que en agosto de 2003; Fuerteventura, con el 90 por ciento, el 9 por ciento más y en Tenerife, con el 85,7 por ciento de ocupación, un 1,4 por ciento inferior al año pasado. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.