Diario 5512 21.02.2019 | 00:25
Hosteltur: Noticias de turismo

Exceltur constata mayor confianza en empresarios turísticos de Baleares, pero advierte de la caída en la rentabilidad

28 octubre, 2004
Las ventas del sector turístico en Baleares experimentaron una leve recuperación en el tercer trimestre del año, a pesar de lo cual la rentabilidad ha registrado una caída "generalizada" por el mantenimiento de unos niveles de precios bajos y la aplicación de ofertas y descuentos para atraer a los turistas de 'ultimo minuto', según el informe trimestral de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) difundido ayer miércoles.
Las ventas del sector turístico en Baleares experimentaron una leve recuperación en el tercer trimestre del año, a pesar de lo cual la rentabilidad ha registrado una caída "generalizada" por el mantenimiento de unos niveles de precios bajos y la aplicación de ofertas y descuentos para atraer a los turistas de 'ultimo minuto', según el informe trimestral de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) difundido ayer miércoles. Según sus datos, el 44,5% de los empresarios turísticos de Baleares ha reducido su rentabilidad en sus hoteles de las islas en los meses de julio, agosto y septiembre respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el 36,5% ha registrado un incremento de beneficios y el 19 por ciento los ha mantenido estables, según el informe trimestral de la Alianza No obstante, estima que el verano 2004 ha permitido "frenar la tendencia regresiva que lleva experimentado el turismo balear desde 1999", con un volumen de ventas ligeramente por encima de los niveles del año pasado y con una recuperación en la llegada de turistas extranjeros, que "han impulsado una mejora de la confianza de los empresarios turísticos de las islas". Exceltur destacó el nuevo crecimiento de la demanda española, aunque con viajes más cortos, pero especialmente la "moderada recuperación" de la demanda extranjera, con un 4,7 por ciento más de turistas extranjeros en los tres meses, aunque sólo supusieron un 0,1 por ciento más de pernoctaciones. En este sentido, expresó su preocupación por la "rápida y profunda caída" de la estancia media por el acortamiento en los días de vacaciones. Así, advierte que hoy se alojan en los hoteles de las islas el mismo número de turistas que hace cinco años, pero "sin embargo generan 8 millones de pernoctaciones menos, porque han reducido su estancia de 8,3 a 7 días en el conjunto del año, y de 8,8 a 7,4 días en los meses centrales de verano. Por ello, sostiene que son necesarios inversiones en "aquellas actividades capaces de completar la experiencia de turistas e incentivar que prolonguen sus estancias en las islas". Así, ve clave que los Planes Territoriales de Mallorca y de Ibiza "favorezcan las posibilidades de construir nuevos equipamientos de ocio (campos de golf, puertos deportivos y marinas), así como en impulsar las infraestructuras", más que en "propiciar un mayor aumento de la oferta residencial, utilizada por un turista de menor gasto medio diario y con menor efecto multiplicador en los destinos". A pesar de esta crítica al turismo residencial, Exceltur subrayó que el uso turístico de la segunda residencia "no parece que se haya incrementado este verano, tendencia que rompe con lo acaecido durante los últimos años". Por otra parte, también destacó los "excelentes resultados" que están teniendo los nuevos establecimientos de alojamiento rural y de interior de las islas y sus productos conexos. Exceltur señala como otro de los retos más inmediaros en la "necesidad de responder a los hábitos de un turista que se autoorganiza de forma creciente sus viajes a Balears por la capacidad que introducen la extensión de las compañías aéreas de bajo coste y su exponencial crecimiento". De cara al cierre de 2004, la opinión de los empresarios marcan un "tono de moderado optimismo" dentro del clima de incertidumbre creciente sobre el impacto que pueden tener sobre la capacidad adquisitiva de las familias y su propensión a viajar el alza en los precios del petróleo, así como su impacto sobre el aumento de los precios al consumo, que no hace esperar fuertes aumentos en estos meses de temporada baja en las islas. COMPARACION CON TURQUIA. El lobby turístico destaca que Baleares se situaba este verano por encima del comportamiento medio español, aunque lejos de los fuertes aumetnos que por su condición de mercados emergentes con precios más competitivos registran los países del Norte de Africa y del Mediterráneo más oriental y que, según advirtió, "cada día deben ser tomados como una competencia importante y creciente para las islas". Así, toma como referencia a Turquía, que recibía en 2003 un número de turistas extranjeros (14 millones) superior a Baleares (9,5 millones). Su número de turistas ha aumentado un 31 por ciento hasta agosto, mientras que en Baleares el incremento ha sido del 1,4 por ciento. En esta línea, por ejemplo, mientras en el acumulado del año el número de alemanes que visitaban Baleares aumentaba en 225.000, los que llegaban a Turquía se incrementaban en 500.000, e, igualmente, mientras los británicos que visitaban Turquía crecían en 239.000, en Baleares se reducían en 131.000.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.