Diario 5324 16.07.2018 | 11:11
Hosteltur: Noticias de turismo

El SEPLA no pedirá subidas salariales y descarta recurrir a la huelga

16 marzo, 2005
La nueva sección del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) en Iberia aseguró ayer que en la negociación del nuevo convenio colectivo no van a pedir subidas salariales y descartan recurrir a la huelga, a pesar del clima de "desconfianza" que existe entre las partes. En rueda de prensa para presentar la nueva sección sindical en Iberia, su portavoz Bernardo Obrador aseguró que los objetivos que tienen son, primero, mejorar las relaciones con la empresa y, segundo, firmar el séptimo convenio colectivo.
La nueva sección del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) en Iberia aseguró ayer que en la negociación del nuevo convenio colectivo no van a pedir subidas salariales y descartan recurrir a la huelga, a pesar del clima de "desconfianza" que existe entre las partes. En rueda de prensa para presentar la nueva sección sindical en Iberia, su portavoz Bernardo Obrador aseguró que los objetivos que tienen son, primero, mejorar las relaciones con la empresa y, segundo, firmar el séptimo convenio colectivo. Respecto al primero de los objetivos, que calificó de básico, explicó que "llevamos tiempo tratándonos mal" y hay "desconfianza mutua". Al respecto, destacó que desde que se firmó el último convenio colectivo (en 1999) no se ha conseguido ningún acuerdo, a pesar de que la sección sindical del SEPLA ha cambiado en tres ocasiones y la dirección de la aerolínea también. Sin embargo, lo que no se ha modificado es el equipo de relaciones laborales, algo que les preocupa, advirtió el delegado sindical. Al respecto, recordó que la mesa de negociación del séptimo convenio está abierta desde 2001, después de que la huelga de los pilotos por la falta de acuerdo conllevará la imposición de un laudo arbitral por cuatro años y cuya vigencia finalizó en diciembre de 2004. Esto implica que el convenio en vigor sea el sexto hasta que empiecen las negociaciones del nuevo, que Obrador espera que se inicien a mediados de abril. Sobre el comienzo de las conversaciones, dijo que la dirección de Iberia está creando "confusión" y "jugando con la ambigüedad", lo que no beneficia, en su opinión, a una negociación "seria". Las razones que dio para hacer esa afirmación fueron que la compañía un día dice una cosa y al siguiente otra sobre temas como la creación de una compañía de bajo coste, las reclamaciones de incrementos de productividad de dos dígitos o ajustes drásticos por el incremento del precio del petróleo. Preguntado por las demandas de los pilotos de cara al séptimo convenio colectivo, señaló que "no buscamos aumentos salariales" que en una economía de mercado "serían un suicidio", sino "ayudar" a que la empresa tenga "estabilidad" que le permita abrir nuevos mercados. En esa política no entra "la pelea, ni la huelga", porque "perjudica a la compañía y comemos de ella", indicó Obrador, que precisó que cuando no haya acuerdo con la dirección sobre los temas recurrirán a los tribunales. Para la sección sindical en Iberia el nuevo convenio debe ser "claro y sin ambigüedades", "realista y equilibrado" para que sea duradero y no "fuente de conflictos". Una vez que se pacte, deberá ser ratificado en referéndum por el 51 por ciento de los 2.000 pilotos que están afiliados al SEPLA. Esto no se consiguió en el preacuerdo de convenio que alcanzaron los representantes del colectivo con la dirección de Iberia en diciembre pasado, ya que unos 720 pilotos se opusieron a que fuera votada su aceptación, recordó Obrador.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.