La oferta de turismo rural supera las 10.000 plazas de alojamiento en Cataluña

El turismo rural ofreció a los usuarios más de 10.000 plazas en 2004 repartidas en 1.200 establecimientos, según un estudio presentado por la Fundación Abertis en una jornada sobre "El turismo rural en Cataluña: una apuesta medioambiental y de calidad" celebrada ayer. La investigación, encargada al departamento de Geografía e Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona, pretende "analizar y organizar el turismo rural debido al gran crecimiento que este sector está experimentando desde la década de los noventa", según afirmó la directora del estudio, Gema Cánoves.

El turismo rural ofreció a los usuarios más de 10.000 plazas en 2004 repartidas en 1.200 establecimientos, según un estudio presentado por la Fundación Abertis en una jornada sobre "El turismo rural en Cataluña: una apuesta medioambiental y de calidad" celebrada ayer. La investigación, encargada al departamento de Geografía e Historia de la Universidad Autónoma de Barcelona, pretende "analizar y organizar el turismo rural debido al gran crecimiento que este sector está experimentando desde la década de los noventa", según afirmó la directora del estudio, Gema Cánoves. El estudio muestra que el turismo rural de Cataluña se concentra básicamente en las comarcas del Pirineo y Prepirineo en forma de alojamientos rurales independientes, en detrimento de las casas de pueblo y las masías. En Cataluña, el 84% de las casas pertenece a alguna asociación de turismo rural, que canaliza las ayudas de la administración, colabora en la mejora y calidad de las casas, y promueve y difunde información sobre este sector. La directora de la investigación afirmó que "por ahora este sector no representa una actividad de la que se pueda vivir ya que para la mayoría de los propietarios es una renta complementaria". Sin embargo, Cánoves aseguró que se está dando una profesionalización del sector, al igual que en el resto de Europa, ya que "para un 10% de los propietarios de turismo rural representa su principal fuente de ingresos". Según la investigación, los usuarios de turismo rural en Cataluña son básicamente viajeros de entre 30 y 40 años que viven en grandes ciudades. Además el estudio muestra que se trata de un "turismo familiar", que usa el coche como medio de desplazamiento. El cliente de turismo rural valora además en su elección la tranquilidad del lugar, la naturaleza, el paisaje y la relación entre calidad y precio. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.