El turismo suizo hacia España aumentó el 3,4 por ciento en 2004

El turismo suizo hacia España aumentó el 3,4 por ciento durante el último año, informó la Oficina Española de Turismo (OET), que también dio a conocer los esfuerzos de las diferentes agencias oficiales promotoras de turismo español para adaptarse a la demanda del nuevo viajero europeo. Los diversos organismos regionales y locales de todo el país "están haciendo un gran esfuerzo para atender al turismo helvético, que en el último año aumentó el 3,4 por ciento", dijo Ana Cristina Gozalo, directora de la OET en Ginebra.

El turismo suizo hacia España aumentó el 3,4 por ciento durante el último año, informó la Oficina Española de Turismo (OET), que también dio a conocer los esfuerzos de las diferentes agencias oficiales promotoras de turismo español para adaptarse a la demanda del nuevo viajero europeo. Los diversos organismos regionales y locales de todo el país "están haciendo un gran esfuerzo para atender al turismo helvético, que en el último año aumentó el 3,4 por ciento", dijo Ana Cristina Gozalo, directora de la OET en Ginebra. En 2004, un total de 1.079.998 turistas suizos visitaron España, y se espera un aumento significativo de cara a 2007, en que Valencia será la sede del campeonato de vela de la Copa de América en el que Suiza participa como uno de los equipos favoritos. La OET, junto a la aerolínea Iberia y la cadena hotelera Sol-Meliá, patrocinó la presentación en Lausanne de la oferta turística de España en los próximos meses, en un evento al que acudieron un centenar de agentes de viajes de este país. Entre los productos más innovadores presentados por esas agencias oficiales está la llamada "tarjeta verde" creada por el Istitut Balear del Turisme (Ibatur), que proporciona inmediatas ventajas para el turista como descuentos en transporte público, visitas culturales, parques naturales o centros deportivos. Joan Jofre, del Departamento de Ferias y Congresos de la Consejería de Turismo balear, señaló que la apuesta de ese Gobierno autónomo pasa por reforzar el turismo sostenible y para ello han puesto en marcha la Fundación para el Desarrollo Sostenible de las Islas Baleares. "La iniciativa más destacada es la Tarjeta Verde, un producto con el que se quieren generar recursos económicos para desarrollar proyectos ambientales, al tiempo que permite a quienes la adquieran disfrutar de descuentos", dijo Jofre, que precisó que esa tarjeta está ya en venta, cuesta 10 euros y es válida por 15 días. Para otros centros turísticos españoles como la Costa del Sol, "la carta de presentación es el sol, pero no somos sólo eso. También ofrecemos 60 campos de golf, así como una importante gastronomía, cultura y tradiciones", dijo Juan María Díez, de la oficina de promoción "Costa del Sol Tourist Board". Parte de la oferta andaluza, destacada tanto por Díez como por Jesús Arce de Turismo Andaluz de la Junta de Andalucía, pasa por el Museo Picasso de Málaga, inaugurado en 2003. Ese museo contiene una colección permanente de 204 obras donadas por Christine y Bernard Ruiz Picasso valoradas en 176 millones de euros, en un recinto de 8.300 metros cuadrados, que suman el Palacio de Buenavista, un edificio del siglo XVI con elementos renacentistas y mudéjares, y varios inmuebles adyacentes de la judería de Málaga. La representante del Gobierno autónomo canario, Romina Martínez, presentó a los agentes helvéticos una oferta basada en los cuatro parques naturales del archipiélago canario -uno de los destinos preferidos por los turistas centroeuropeos- así como en el turismo rural, de puesta en forma y el destinado a los negocios. Madrid y Barcelona presentaron también sus novedades turísticas, que en el caso de la capital española se centra en la oferta del triángulo cultural entre los museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía. "Se trata de un destino cercano, rico y variado, en el que hay una fusión de vanguardias y de tradición para ofrecer arte, cultura, diversión e infraestructuras modernas y de calidad", dijo Irene Gavilanes del Consorcio Turístico de Madrid, creado por su comunidad autónoma. En cuanto a la Ciudad Condal, Mónica Solé, de Turisme de Barcelona, destacó que la capital catalana "es la séptima ciudad de destino del turismo europeo. En 2004 recibimos 64.000 suizos", una cifra que esperan aumentar en 2005, Año Internacional del Libro y la Cultura, así como de la Cocina, la Alimentación y la Gastronomía. Esa comunidad autónoma fue la que más visitantes helvéticos recibió en 2004, un total de 350.000, según indicó David Miró de Turisme de Catalunya. Los promotores españoles de turismo dieron a conocer también la variada oferta de otras regiones menos conocidas para el turista europeo como son Galicia o las 11 ciudades (Alcalá de Henares, Avila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Salamanca, Santiago de Compostela, San Cristóbal de la Laguna, Segovia y Toledo) declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Valencia, que recibirá en 2007 el gran evento mundial de la vela que representa la Copa de América, la Costa Azahar (Castellón) y la Costa Daurada (Tarragona), fueron también otros de los destinos presentados. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.