Diario 5323 16.07.2018 | 07:10
Hosteltur: Noticias de turismo

El Parlamento balear aprueba analizar los efectos del 'todo incluido' en la economía regional

11 mayo, 2005
El pleno del Parlamento de Baleares aprobó ayer una proposición no de Ley del Grupo Popular que insta al Gobierno autonómico a alcanzar un pacto entre el sector turístico y los partidos políticos con el fin de disponer de la máxima información posible para analizar los efectos del 'todo incluido' sobre la economía balear, que serán estudiados en una ponencia parlamentaria creada para la ocasión.
El pleno del Parlamento de Baleares aprobó ayer una proposición no de Ley del Grupo Popular que insta al Gobierno autonómico a alcanzar un pacto entre el sector turístico y los partidos políticos con el fin de disponer de la máxima información posible para analizar los efectos del 'todo incluido' sobre la economía balear, que serán estudiados en una ponencia parlamentaria creada para la ocasión. Los Grupos Socialista, PSM y EU/ElsVerds criticaron en bloque esta propuesta, que calificaron de "descafeinada", alegando que el presidente del Gobierno, Jaume Matas, había anunciado en la Feria Turística de Londres World Travel Market que el Ejecutivo autonómico elaboraría un Proyecto de ley para regular este tipo de oferta. Desde el Grupo Popular se reconoció que el 'todo incluido' debe ser regularizado, puesto que se oferta en más de 150 hoteles de Mallorca, lo que supone cerca del 18 por ciento de las plazas disponibles, pero consideró que el primer paso es conocer "a fondo" la situación. El diputado popular, Antoni Marí Tur, señaló que la regulación de esta oferta es "necesaria" para poder mantener unos estándares de calidad, además de permitir que los turistas puedan conocer "qué van a encontrarse cuando vengan a visitarnos". Marí, quien recordó que el 'todo incluido' tiene una "gran implantación" en destinos turísticos competidores, como el Caribe y Túnez, destacó que este tipo de oferta turística es "muy demandada por las familias". El diputado popular rechazó que el poder adquisitivo de los turistas que eligen esta modalidad sea menor y sostuvo que no todos ellos "traen poco dinero", poniendo como ejemplo de ello el caso de Canarias, donde, según dijo, el todo incluido no ha repercutido de manera negativa sobre la oferta complementaria. Sin embargo, para los Grupos Socialista, PSM y EU/ElsVerds la iniciativa del Grupo Popular demuestra que el Gobierno balear ha cedido "una vez más" ante los intereses del sector hotelero, que se ha mostrado contrario a ordenar el 'todo incluido', a la vez que destacaron que los efectos sobre el sector complementario serán "muy negativos". Para la diputada socialista, Patricia Abascal, la propuesta del Grupo Popular responde a la voluntad del Govern de no intervenir sobre esta cuestión. "Quieren dejar pasar el tiempo sin hacer nada y al final alegarán que no ha habido acuerdo entre el sector y los partidos para facilitar información sobre el tema", aseguró. Asimismo, sostuvo que, para obtener información sobre el todo incluido, no es preciso "un gran pacto", puesto que, según dijo, las previsiones para esta temporada estiman que se producirá un aumento del 15 por ciento de la oferta del 'todo incluido' en Baleares. Por ello, el Grupo Socialista enmendó la propuesta del Grupo Popular (que no fue aceptada) solicitando que se incluya el 'todo incluido' en la Ley General Turística y que el Govern redacte una normativa específica para garantizar que los establecimientos que cuenten con esta oferta cumplan unos requisitos mínimos de calidad. Durante su intervención, el diputado del Grupo PSM, Pere Sampol, señaló que en otros países el 'todo incluido' sólo se desarrolla en hoteles de cuatro y cinco estrellas, mientras que en Mallorca lo practican "muchos hoteles" de tres y menos estrellas. Sampol detalló que, según datos de 2004, diecisiete hoteles de Cala Millor de categoría inferior a cuatro estrellas ofrecían esta modalidad, y 9 en Cala D'Or, al tiempo que en Mallorca e Ibiza hoteles de una, dos y tres estrellas tenían esta oferta por 30 euros diarios, precio inferior al de países como Túnez. "Esta situación va a experimentar un aumento vertiginoso, y si el Govern no deja de perder el tiempo y tomar las medidas oportunas, la calidad de la oferta hotelera se va a deteriorar de manera irremediable", argumentó el diputado nacionalista.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.