Diario 5329 21.07.2018 | 08:20
Hosteltur: Noticias de turismo

Barceló afirma que los hoteleros han perdido la batalla del Plan Territorial de Mallorca

19 mayo, 2005
El copresidente del grupo hotelero Barceló, Simón Pedro Barceló, afirma que el crecimiento urbanístico daña el turismo porque degrada el paisaje y supone un aumento de la oferta de alojamiento irregular, por lo que aseguró: "Los hoteleros hemos perdido la batalla del Plan Territorial de Mallorca".
El copresidente del grupo hotelero Barceló, Simón Pedro Barceló, afirma que el crecimiento urbanístico daña el turismo porque degrada el paisaje y supone un aumento de la oferta de alojamiento irregular, por lo que aseguró: "Los hoteleros hemos perdido la batalla del Plan Territorial de Mallorca". El empresario turístico lamentó las posibilidades de nuevas construcciones que abre el Plan Territorial mallorquín y advirtió de las repercusiones que traerá la expansión urbanística, ante la que apuntó que sólo cabe "insistir en apostar por la mejora de la calidad" y "no bajar precios". Barceló, que hizo estas reflexiones durante su intervención en el panel sobre el turismo del Encuentro 2005 de la Economía Balear, en el que compartió mesa con el consejero de Turismo, Joan Flaquer, expuso su idea de que la construcción en Baleares debería centrarse en el aprovechamiento de "zonas urbanas ya existentes". En su opinión, la edificación de nuevas viviendas y la urbanización de áreas no explotadas acentuará el peso del turismo "no reglado", es decir, el que hacen aquellos visitantes que no se alojan en hoteles y apartamentos regulados, lo cual, según sus cifras, supone un 50 por ciento del total. El alojamiento turístico "de pago" sin control de la Administración va en detrimento de la calidad de los servicios turísticos y, por su falta de fiscalización, representa también una "competencia desleal" para el sector hotelero, indicó e insistió en la necesidad de "ser intransigentes en la política de precios" durante los meses álgidos de la actual temporada turística para evitar seguir limando la rentabilidad de las empresas hoteleras. También Joan Flaquer incidió en la cuestión de la rentabilidad, que junto con la desestacionalización calificó como "principales asignaturas pendientes" del turismo balear. El consejero hizo un somero análisis sobre la evolución y las principales características del sector vacacional de las islas, marcado, según dijo, por los problemas derivados del "pecado original" de ser un destino pionero en el desarrollo de la industria turística, lo cual conlleva carencias de planificación que se han tenido que afrontar con posterioridad. Junto a la diversificación de la oferta, clave a su juicio para avanzar hacia la desestacionalización, Flaquer subrayó la importancia de aplicar criterios de sostenibilidad ambiental y de desarrollar programas de fomento de la calidad, como está haciendo su departamento. "En el futuro no podremos incidir en el factor precio", aseguró el responsable del departamento autonómico de Turismo, que recalcó que, por contra, hay un campo de actuación posible para las instituciones y las empresas en materia de calidad de los servicios y productos turísticos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.