Diario 5451 11.12.2018 | 13:26
Hosteltur: Noticias de turismo

Sendos estudios de Esade apuntan precios a la baja en hoteles, pese a la percepción inflacionista del sector turístico por parte del consumidor

26 mayo, 2005
La paradoja se instala en el sector turístico. A una reconocida tendencia a la baja de los precios por parte de diversos actores del mismo, entre ellos los hoteleros, que admiten en su mayoría una caída de los precios medios, se añade una percepción inflacionista desde el ámbito del consumidor.
La paradoja se instala en el sector turístico. A una reconocida tendencia a la baja de los precios por parte de diversos actores del mismo, entre ellos los hoteleros, que admiten en su mayoría una caída de los precios medios, se añade una percepción inflacionista desde el ámbito del consumidor. Esta conclusión se desprende de los dos estudios que Esade ha aprovechado para presentar en la apertura de su 14º Simposio Internacional de Turismo y Ocio, centrado en los comportamientos del sector con la instauración del low cost, y en vísperas del inicio del Salón Internacional de Turismo de Catalunya (SITC). Según palabras de Josep Francesc Valls, profesor del citado centro, el pasajero viaja con la motivación de conocer un lugar que le proporcione novedad y ruptura con la rutina. Según el sondeo presentado, resultado de 2.777 respuestas obtenidas a través de un cuestionario colgado durante quince días de abril en quince páginas web, el consumidor sigue teniendo los mismos días de vacaciones a lo largo del año, pero más fragmentados. El número medio de salidas y viajes ha crecido hasta siete al año, por los dos o tres de 2001. Este hecho provoca que cada viaje sea de menor montante económico, pero que el gasto al final del año sea mayor. En este sentido se puede afirmar que consumidor español sigue aumentando su gasto en viajes. Cerca de un 80% de los encuestados reconoce mantener o aumentar su presupuesto en este quehacer. Pese a ello, existe una percepción inflacionista del sector turístico. Salen mal parados sobre todos servicios complementarios como restauración y espectáculos, y no tanto alojamiento y transporte. El precio es un elemento clave en la elección, más incluso que la marca o lo exclusivo del viaje. Eso sí, se percibe que el consumidor prefiere pagar algo más si ello le asegura un nivel de calidad aceptable. Otra de las conclusiones llamativas sigue siendo la excelente posición de los proveedores en internet, consolidándose como el canal favorito del consumidor para cerrar su compra por delante de las agencias on line. TEMOR HOTELERO A LA CAIDA DEL PRECIO MEDIO El segundo estudio de Esade, centrado en el ámbito hotelero, mostró contundentemente la impresión generalizada del profesional sobre la caída paulatina de los precios, en una tendencia que no ve freno en un futuro inmediato. La encuesta, realizada entre establecimientos adscritos a Keytel entre otros, tiene sus conclusiones tanto para el mercado español como europeo. En ambos casos se coincide en el deterioro del precio medio y en caídas tanto de RevPar como en beneficio bruto. Esta conclusión está muy arraigada entre los hoteles de tres estrellas y algo menos en categorías superiores. Ni siquiera el hecho de una mejor ocupación supone un elemento de optimismo, dado que la sobreoferta y la falta de diferenciación marcan el mercado de forma decisiva. Tampoco lo es la contención de gastos tampoco. Con todo se teme que el concepto calidad pueda acabar desvirtuándose con la venta de productos de gran nivel a un precio que no les corresponde. (Iván Vega/HOSTELTUR) (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.