Diario 5509 17.02.2019 | 19:28
Hosteltur: Noticias de turismo

Spanair presenta demanda contra AENA por ayuda de estado encubierta a Iberia

3 junio, 2005
Spanair presentó el pasado 1 de junio a la Dirección General de Competencia de la Unión Europea una demanda contra AENA por una ayuda de estado encubierta a Iberia, al adjudicarle en exclusiva la explotación de la nueva terminal T-4 del aeropuerto de Barajas.
Spanair presentó el pasado 1 de junio a la Dirección General de Competencia de la Unión Europea una demanda contra AENA por una ayuda de estado encubierta a Iberia, al adjudicarle en exclusiva la explotación de la nueva terminal T-4 del aeropuerto de Barajas. El presidente de Spanair, Gonzalo Pascual, quien asistió en Nagoya a la reunión bianual de Star Alliance, precisó que el importe de esta subvención de estado es de 6.000 millones de euros que se han invertido, con el dinero público, en la nueva terminal de Barajas, para beneficiar a una sola compañía. Dicha demanda forma parte de "una batería jurídica" presentada por Spanair tanto en Bruselas como en Madrid, que ha sufrido una demora, debido a que AENA ha tardado "muchísimo, hasta agotar todos los plazos", en entregar la documentación requerida. Todas las acciones jurídicas llevadas a cabo por Spanair conducen, según Pascual, "en primer lugar, a restablecer lo que nosotros pensamos que ha sido un atropello", porque un organismo, AENA, "se desdice de lo que había acordado previamente, debido a un cambio de gobierno". El nuevo Consejo de Administración de AENA, nombrado por el nuevo Gobierno, revoca la decisión tomada por el anterior, en 2003, para hacer una nueva asignación, que "consideramos absolutamente discriminatoria y fuera de lugar". A su juicio, la prueba de ese "contrasentido" es que la justificación de la primera adjudicación de distribución era muy extensa, mientras que la segunda, que "se debía haber justificado igual", fue muy escueta. Ante estos datos, a Pascual "no le cabe duda" de que se trata de una ayuda encubierta, además de "una posición de atropello", porque nunca en la historia se haya hecho que desde un organismo público se tome un acuerdo, para después revocarlo "de repente porque haya un cambio de gobierno". La compañía ha hecho, asimismo, unos exhaustivos estudios para demostrar que lo que impugna cuenta con una sólida base, como es el hecho de que estar en la terminal T-1, "la más obsoleta", le supone unos costos de rodadura "muy superiores, del orden de 20 millones de euros anuales, entre el costo nuestro y el inducido con nuestros pasajeros". Pascual indicó que el tráfico de Spanair representa el 20 por ciento del total de Barajas, por lo que se le debiera adjudicar el mismo porcentaje. No obstante, matizó que el anterior reparto, que le daba a Spanair el 16 por ciento, tampoco se correspondía con el volumen de su tráfico, pero "como las instalaciones son tan enormes, había sitio para todo, por lo que no protestamos". Pascual puntualizó que no tiene "nada contra Iberia" y añadió que en una ocasión, incluso, le felicitó a su consejero delegado, Ángel Mullor, "por haber conseguido, en el pleno siglo XXI, algo increíble, un bien público en exclusiva", pero "creo que eso es ilegal", insistió.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.